BLOG TVE, Ciudades para el Siglo XXI

17/02/2009
Ciudades para el Siglo XXI - Segovia

Segovia

BIENVENIDOS, al Blog del programa de TVE  “Ciudades para el Siglo XXI“, serie de la que se han producido 49 capítulos que corresponden a 43 ciudades de nuestro país,  ya que en algunos casos y debido al tamaño y contenidos de las mismas  fue necesario rodar dos programas, como así fue con Sevilla, Valencia, Barcelona, Granada y Madrid.

Actualmente la serie no está en emisión, pero si tienes interés en ver algún programa, lo puedes hacer en TVE a la Carta o en You-Tube.

Si lo deseas, puedes dejar tus comentarios, sugerencias  y preguntas. Intentaré contestar lo antes posible.

Saludos

Juan Francisco Rodríguez (Juanfran)

Entrega Premio Festival Reino de León

 Premio Festival de Cine y Televisión Reino de León

e-mail: ciudadesxxi@gmail.com

www.rtve.es/programas/ciudadesparaelsigloxxi/

54054_108141609253115_5633477_oLa Mirada Mágica, son artículos que, a modo de “Así se hizo”,  recogen parte de las experiencias vividas por el equipo que llevó a cabo las filmaciones aéreas de la serie de TVE  “Ciudades para el Siglo XXI”.

Estos artículos son publicados en la Revista “Valdunquillo en Tierra de Campos”

Próximo vuelo: Ceuta, ciudad entre dos mares.

La Mirada Mágica (12): Melilla, joya del modernismo

Melilla-5.jpg

Vista del primer recinto fortificado

Creo no equivocarme si digo que Melilla es, posiblemente, una de las ciudades españolas menos conocidas. Aunque está relativamente cerca de la península, son pocos los viajeros que la eligen como destino turístico, y cuando aparece en medios de comunicación casi siempre es por noticias relacionadas con la inmigración y asaltos a la frontera. Aspectos que poco tienen que ver con el día a día y forma de vivir de los melillenses.

En esta ciudad conviven en armonía desde hace siglos cuatro culturas: cristianos, musulmanes, hindúes y judíos, convivencia étnica y multicultural que junto con su rico patrimonio histórico la convierten en una de las ciudades más interesantes de nuestro país.

Melilla ha celebrado su V Centenario. Pertenece al Reino de España desde la época de los Reyes Católicos.

En cuanto al paisaje urbano hay dos aspectos que llaman poderosamente la atención del visitante: las imponentes fortificaciones militares que dan origen a la ciudad y que se construyeron para proteger la cabeza de puente que habría de servir para la consecución de nuevos territorios en el norte de África. Estas medidas defensivas fueron ampliándose con el paso de los siglos y hoy configuran un intrincado complejo de murallas, baluartes, pasadizos, fosos…gran parte de ello visitable y en buen estado de conservación.

F-Mel-edifreconquista

Edificio La Reconquista (Enrique Nieto 1915)

Otro aspecto curioso del urbanismo de Melilla es el “amplio catálogo” de edificios de diversos estilos arquitectónicos: Art-Decó, Clasicista, Historicista, Esgrafiado, Industrial, Modernista…Pero es este último, el Modernismo el que tiene mayor presencia. La ciudad tuvo un importante crecimiento demográfico y económico a comienzos del siglo XX, lo que propició que en ella se asentaran hombres de negocios, comerciantes y empresarios que configuraron un amplio sector de la burguesía. Estos optaron por este tipo de construcciones, en aquel tiempo lujo y obstentosidad, para convertirlos en viviendas, empresas o simplemente como forma de inversión. Otro factor importante para el desarrollo de este estilo arquitectónico fue la decisiva participación del arquitecto catalán Enrique Nieto, autor de muchos de los edificios más representativos.

Para filmar con detalle algunos de los aspectos decorativos de estos edificios modernistas; para mostrar los antiguos recitos fortificados y el puzle de calles que configuran el barrio antiguo y otros muchos aspecto de interés de esta urbe, decidimos recurrir al helicóptero, a pesar de que ello suponía cierta dificultad logística. Ya he comentado en alguna ocasión que los rodajes aéreos requieren de una preparación especial y minuciosa, porque las horas de vuelo tienen un alto coste y una vez se ha decidido su utilización todo debe estar orientado a maximizar el resultado.

Como base de operaciones, inicialmente habíamos pensado en el aeropuerto de la ciudad, un aeropuerto pequeño, con escaso tráfico, apenas unos vuelos diarios con Madrid,  Málaga, Almería… Pero existía un problema que nos hizo descartar la idea: No disponía de vehículos cisterna para repostar. Los aviones que viajan a Melílla deben llevar combustible suficiente para la ida y también para la vuelta. Finalmente el problema se solucionó gracias a la  colaboración del Ministerio de Defensa, que amablemente nos ofreció la posibilidad de utilizar su helipuerto.

Melilla DVD-18

Fuerte de Rostrogordo

Melilla celebra todos los años en el mes de agosto su “Semana Náutica”, un acontecimiento de gran implantación en el mundo de las regatas y que congrega a un buen número de participantes, así que planificamos los rodajes aéreos coincidiendo con las fechas para dedicarle una jornada a esta prueba deportiva.

Las primeras tomas aéreas estuvieron centradas en mostrar algunos de los fuerte que circundan la ciudad, como: Cabrerizas Altas, Rostrogordo, María Cristina, Camellos…, instalaciones que antiguamente servían como puestos avanzados para la defensa. Algunos de estos espacios se siguen conservando y hoy en día se utilizan como infraestructura militar o para usos civiles. Todos ellos se encuentran a poca distancia de la línea fronteriza con Marruecos. Aunque más bien habría que decir que aquí todo está a escasa distancia ya que Melilla tiene una superficie de solo 12 kilómetro cuadrados.  Filmamos la famosa valla que un día sí y otro también  aparece en los medios de comunicación y que en esta ocasión a punto estuvimos nosotros de convertirnos en el centro de la noticia, porque en un momento dado estábamos sobrevolando territorio marroquí al haber rebasado la línea fronteriza sin percatarnos de ello. Al no haber solicitado el preceptivo permiso de vuelo, en cuanto nos dimos cuenta del error corregimos rumbo y retornamos a espacio melillense. El siguiente punto de interés fue el paso fronterizo de Beni-Enzar. Al llegar vimos el intenso tráfico de personas, la mayor parte mujeres marroquíes que pasan a Melilla de vacío, para al poco tiempo volver cargadas con enormes y pesados fardos. Con este duro y penoso trabajo consiguen ganar unos pocos dinares.

Melilla-6.jpg

Puerto deportivo

Pusimos proa a mar abierto, descendimos a baja altura y siguiendo la estela de un ferry que se dirigía a puerto nos acercamos nuevamente a la ciudad. Allí sobrevolamos la playa de San Lorenzo, el puerto deportivo y el moderno edificio de la autoridad portuaria. Lo siguiente fue la Plaza de España, el barrio antiguo y los recintos amurallados que lo rodean.

“Un improvisado asesor”

Cuando sobrevuelas una ciudad en la que hay aeropuerto, lo habitual es que el controlador que esté de servicio vaya pidiendo información al heliptero de rodaje en cuanto a la altitud a la que se encuentra, el lugar y las intenciones para los siguientes minutos. El objetivo no es otro que el de informar de nuestra presencia a cualquier otro tráfico aéreo que se aproxime a la ciudad. Pero el caso de Melilla fue un tanto diferente, porque el controlador cuando supo que estábamos rodando un documental para  TVE, cada vez que se ponía en comunicación con nosotros era para sugerirnos algún aspecto interesante de la ciudad que según él no debíamos perdernos. Era un tipo bastante simpático. Comprendimos que debía aburrirse en la torre de control y,  qué mejor que echar una mano a los de la tele.

La tarea de filmar los edificios modernistas fue un tanto complicada por la cantidad y calidad de los mismos. Nos hicimos de una minuciosa escaleta con los aspectos más destacados para no perder detalles decorativos como: molduras, torretas, balaustradas, balcones, miradores, remates de azulejos…

Melilla-1.jpg

Playa del hipodromo

Para terminar la jornada, hicimos tomas de avenidas, plazas, iglesias como la de La Concepción y el Sagrado Corazón, así como de la mezquita Central.

El segundo día lo habíamos reservado casi íntegramente para filmar la navegación a vela y las Islas Chafarinas. Primero nos dirigimos al campo de regatas pero la climatología no estaba por facilitar el trabajo ni a los regatistas ni a nosotros, ya que a la hora señalada para la salida el viento estaba en la más absoluta calma. Dimos varias pasadas recreándonos con los barcos y esperando ver si las velas inflaban, pero pasaban los minutos y seguía la calma chicha. En vista de lo cual hicimos una parada en el helipuerto para repostar y recoger al guía que nos acompañaría a las islas. El vuelo a Chafarinas se hizo bordeando la costa marroquí. Pusimos rumbo al este, dejando a la derecha Melilla y lo primero que apareció frente a nosotros nada más pasar los límites de la frontera, fue la Mar Chica, una laguna de unos veinte kilómetros de longitud, muy parecida a nuestra Manga del Mar Menor, pero a diferencia de esta La Mar Chica todavía no se ha visto invadida por el salvaje urbanismo. Esa sensación de costa en estado natural y casi virgen, sin construcciones, fue el aspecto que más nos sorprendió de las playas de esta parte de Marruecos. En nuestro avance bordeando la costa, dejamos a tras Nador y al frente, a pocos kilómetros ya vimos recortado en el horizonte el pequeño archipiélago de las Chafarinas, formado por tres islas: Congreso, Isabel II y del Rey.  Las tres están bajo jurisdicción militar y para poder visitarlas es necesario pedir permiso al Ministerio de Defensa. En Isabel II hay un pequeño destacamento y también trabajan algunos arqueólogos realizando excavaciones en busca de restos de la época neolítica.

Melilla DVD-20

Islas Chafarinas

En cuanto a valor ecológico,  albergan importantes colonias de aves marinas y hasta no hace mucho algún que otro ejemplar de foca monje.

De vuelta a Melilla  volvimos a sobrevolar el campo de regatas y el panorama meteorológico seguía siendo el mismo. Al poco se suspendió la regata. A la mañana siguiente la previsión no había cambiado, por lo que ya no podíamos esperar más y decidimos regresar, no sin cierto pesar por no haber podido filmar la regata.

Melilla

 

La Mirada Mágica (11): Barcelona 

torre collserola

Torre de Collserola

La visión aérea nocturna de nuestras ciudades, ha sido, sin duda, uno de los aspectos que más ha llamado la atención de los espectadores de Ciudades para el Siglo XXI. Desde la ya mítica España a Vista de Pájaro que, en su momento marcó un hito con imágenes aéreas de nuestro país nunca vistas hasta entonces, y de eso han transcurrido más de treinta años, TVE, no había vuelto a llevar a cabo una serie documental en la que se mostrase los importantes cambios y modernización de las ciudades españolas. A diferencia de aquella primera experiencia en la que se utilizaron métodos bastante rudimentarios, en esta nueva etapa se ha podido contar con algunos de los sistemas que más han revolucionado las filmaciones aéreas: El sistema  Wescam y Cineflex. El primero suele utilizar cámaras digitales de altas prestaciones  y el segundo con cámaras de Alta Definición. Ambos sistemas se han empleado para los rodajes de la serie.  Gracias a estos medios y otras novedades técnicas los espectadores han podido ver nuestro país con una calidad de imagen y sonido excepcional.  De igual forma,  las tomas aéreas se pudieron realizar de día y de noche, esto último algo impensable hasta no hace mucho tiempo y en lo que Ciudades para el Siglo XXI ha sido pionera.

File0527

Avenida Diagonal

Los rodajes aéreos suelen aportar un plus de espectacularidad a los audiovisuales, ya sean spots publicitarios, películas o documentales. Como contrapunto esta su alto coste y complejidad técnica; motivo por el que antes de tomar la decisión de llevar a cabo este tipo de filmaciones, conviene sopesar con rigor su uso. En nuestro programa las tomas aéreas formaban parte desde el primer momento, del contenido narrativo. Servían para situar al espectador, mediante planos   desde gran altura en los que se mostraba el lugar geográfico donde se encontraba enclavada la ciudad. Otras tomas eran complementarias de las filmaciones a pie. También se utilizaba como  elemento de transición. Por ejemplo, en ocasiones se efectuaba una aproximación con el zoom a una catedral, se mostraban algunos detalles de interés en el exterior: cúpulas, campanarios, arbotantes… tras lo cual la cámara  “entraba”. Una vez en el interior otro equipo recogía el plano para mostrar naves, bóvedas, esculturas, capillas… tras lo cual el helicóptero lo volvía a retomar para centrarse en un nuevo punto de interés.

File0494

Puesta de sol y Torre Collserola

En este complejo entramado narrativo se dejaba un apartado especial para las filmaciones nocturnas. Uno de los primeros elementos a tener en cuenta para decidir rodaje nocturno es que haya edificios suficientemente iluminados, además de que éstos tengan entidad o aspectos singulares que destacar.

El siguiente elemento sería   contar con aeropuerto o helipuerto cercano. Por último que no haya restricciones de vuelo sobre la ciudad.

Cuando comenzamos a trabajar en los capítulos de Barcelona, desde el primer momento veíamos la  conveniencia de incluir planos aéreos nocturnos.  Barcelona tiene muchos edificios históricos especialmente bien iluminados como: La Sagrada Familia, La Pedrera, la Casa Batlló… y otros más modernos como las instalaciones olímpicas en  Monjuit. Además, revisando archivos, pudimos comprobar que casi no existían imágenes nocturnas de la ciudad, excepto unas tomas la noche de inauguración de los Juegos Olímpicos en 1992.

File0509

Torre Agbar

Al poco de iniciar los trámites para los permisos de vuelo nos encontramos con un importante obstáculo:  La normativa municipal prohíbe expresamente que se sobrevuele la ciudad durante la noche; por motivos de seguridad y para no   perturbar la tranquilidad de los ciudadanos. Así que como no queríamos que Barcelona fuese una excepción después de haber filmado la mayor parte de nuestras ciudades, nos pusimos manos a la obra para ver de qué forma podíamos soslayar el inconveniente. Tras muchos días de contactos y papeleo en los que intervino Ayuntamiento, AENA y Aviación Civil, finalmente y de forma excepcional nos otorgaron el deseado permiso, sin otra limitación que las propias de este tipo de trabajos.

la pedrera

La Pedrera

La fecha prevista y a la hora convenida, poco antes del anochecer, nos posicionamos en el Aeropuerto de Sabadell, situado muy cerca de la ciudad. De allí despegaríamos,  pero al ser un aeródromo que cierra con la puesta de sol, también pactamos,  con un helipuerto situado cerca de la zona del Maremagnum. Allí podríamos  aterrizar para revisiones técnicas y repostar una vez se hiciera de noche.

File0507

Maremagnum

El protocolo de vuelos establece que se debe solicitar autorización de despegue a la torre de control una vez están los motores en marcha. Así lo hicimos. Fernando  Núñez, el piloto,  contactó con el controlador de servicio del Aeropuerto del Prat para comunicar que estábamos listos para iniciar vuelo de filmación sobre Barcelona. El controlador tardó unos segundos en contestar, tras los cuales y para nuestra sorpresa, lo hizo denegando el permiso. Fernando le comunicó que teníamos autorización, por tanto, alguien se lo debía haber dicho. “Esperen un momento, voy a confirmar” respondió. Era sábado, y,  a esas horas,  creíamos que a nuestro interlocutor le iba a resultar difícil, si no imposible,  encontrar a alguien que resolviera el tema. Pero al poco, tras unos tensos minutos de espera,  que se  nos hicieron eternos, el controlador por fin respondió confirmando que  había un documento en el que se nos autorizaba la filmación.  Sin más, procedimos a despegar rápidamente. Esos, minutos, los del ocaso, son decisivos para realizar tomas fotográficas de calidad. Es lo que profesionalmente se denomina como “hora mágica”. Realmente no es una hora sino unos pocos minutos, en los que los últimos rayos de sol van tiñendo de tonos rojizos la ciudad, a la vez que el azul del cielo se resiste a ser absorbido por la oscuridad de la noche. Al tiempo las calles se van iluminando con las primeras luces artificiales, luces que ya la acompañaran hasta el amanecer.

barrio ensanche

Barrio del Ensanche

teatro nacional de catalunya

Teatro Nacional de Catalunya

torre agbar 1

Torre Agbar, noche

Nuestra primera cita estaba en el Barrio del Ensanche (L’Eixample). Para los que no conocen la ciudad, es un barrio de trazado geométrico, con calles y avenidas rectilíneas,  entrelazadas en sus intersecciones por edificios achaflanados formando pequeñas plazuelas.  Fue diseñado por Ildefonso Cerdá  en 1859, como parte de la nueva ordenación urbana de Barcelona. En aquel momento de su construcción fue todo un ejemplo urbanístico de la época. Del Ensanche nos fuimos a la zona del Tibidabo y la Torre de Collserola, desde esta cima, la parte más alta de Barcelona, se divisa una espléndida panorámica de la ciudad con el espectacular remate del mar Mediterráneo. Una vez anochecido, observado desde el aire, el espectáculo urbano de esta gran ciudad de más de dos millones de habitantes es realmente sobrecogedor. Los tripulantes del helicóptero pudimos observar desde las alturas como, una extraña amalgama   de luces multicolor configurada por  vehículos, neones,  farolas…además del transitar de miles de personas de un lado a otro, daban al paisaje un aspecto bastante parecido a una secuencia de ciencia ficción.   Volvimos a descender para acercarnos a La Pedrera y la Casa Batlló, dos joyas modernistas de Antoni Gaudi. Sobrevolamos el Paseo de Gracia, La Plaza de Cataluña, Las Ramblas, Las Torres Arts y Mapfre efectuando previamente un vuelo muy bajo sobre el mar y de acercamiento a la costa para terminar realizando una maniobra de ascenso pasando entre las dos torres. Nos disponíamos a efectuar una segunda toma, en vista de que la primera no había resultado del todo bien, cuando por la frecuencia de comunicaciones oímos como el piloto de un avión comercial que acababa de despegar del Prat, avisaba a la torre de control de que estaba avistando un “tráfico”  cerca de la costa, del cual el controlador no le había avisado. Hasta ese instante nos habíamos movido por el cielo de Barcelona a nuestra entera libertad, ya que por suerte en el aeropuerto había mucho movimiento y los controladores no nos habían prestado atención.  Tras el aviso del piloto uno de los controladores se puso en contacto con nosotros para ordenarnos salir de la zona costera, y que le a partir de ese momento le fuésemos manteniendo informado de nuestros movimientos, cosa que hicimos, desistiendo realizar una segunda toma.

De allí nos dirigimos a la Torre Agbar, un edificio con forma de huevo, de gran altura, diseñado por Jean Nouvel y que en pocos años se ha convertido en todo un símbolo de Barcelona. La Torre Agbar tiene un original sistema de iluminación mediante múltiples baterías de leds que van cambiando de color cíclicamente y  transformando su visión. El final del primer capítulo de Barcelona es un espectacular plano cenital que gira 360º sobrevolando el vértice del edificio. Los rodajes de esa noche terminaron con varios vuelos más sobre algunos barrios periféricos y la zona del Maremágnum.

equipo bcn

Parte del equipo de rodaje

La Mirada Mágica (10): Vitoria-Gasteiz (por el humo se sabe donde…)

celedón

Bajada del Celedón (Fiesta de la Virgen Blanca)

Vitoria-Gasteiz  es, posiblemente, una de las ciudades de nuestro país, de mayor Calidad de Vida. Si por calidad de vida, se entiende, según la Organización Mundial de la Salud, como: Centros asistenciales, escuelas, instalaciones deportivas, actividad cultural y zonas verdes suficientes para atención y disfrute de sus habitantes. Todo eso y más, tiene esta ciudad, estratégicamente distribuido para que cada barrio disponga de  buenos equipamientos.

A los vitorianos les encanta andar, es un lugar en el que el deporte rey es justamente ese: pasear. Para ello cuentan con más de treinta kilómetros de zonas peatonales, parques y un anillo verde de alto valor ecológico que circunda toda la ciudad. Vitoria-Gasteiz tiene el merecido título de Ciudad Verde Europea.

Quizás por eso, al llegar el momento de los trabajos de localización, previos al rodaje, no  dudamos un instante, cuando Olivia, nuestra guía, nos sugirió efectuar la visita en bicicleta. Además, hacía un tiempo  espléndido que invitaba a ello.  Vitoria fue una de las primeras ciudades de España en implantar un servicio municipal de préstamos de bicicletas; servicio que permite desplazarse sin dificultad a través de una buena extensión de carriles bici.

Para Vitoria-Gasteiz  se estableció un plan escalonado de rodajes compuesto por varios equipos, según la particularidad de cada escenario.  En Ciudades para el Siglo XXI, contábamos con cinco configuraciones de filmación, de esa forma nos asegurábamos poder cubrir cada escenario con la mejor tecnología.

vitoria-6-6-07 033

Olivia, Juanfran, Nel y Pilar

A) Equipo base, o  equipo de a pie. Era el más versátil y con él se filmaban gran parte de las localizaciones.

B) Steadicam (sistema que permite rodar avanzando sobre cualquier superficie por muy accidentada que esta sea,  sin que el espectador perciba las vibraciones).

C) Grúa.  Ideal para elevar la cámara por encima de peatones, vehículos, cables, realizar vistas panorámicas y para llegar a lugares altos y de difícil acceso.

DHelicóptero. Tomas aéreas.

E) Quad. Para realizar travelling de largos recorridos por calles, avenidas, parques…

En Vitoria se llegaron a utilizar los cinco, lo cual da una idea de las muchas elementos interesantes que tiene esta ciudad.

Vitoria (1) copia

Casco histórico de Vitoria

El casco histórico, de origen medieval, alberga algunos de los lugares más  representativos, como la Plaza del Machete y de la Virgen Blanca, epicentro de gran parte de la actividad comercial y festiva, ya que en ella tiene lugar, entre otras muchas cosas,  la concentración ciudadana más importante del año con motivo de la bajada Celedón en su famosa Fiesta de la Virgen Blanca.

La Catedral Vieja, sometida a una urgente labor de restauración y que, bajo el original lema de “abierto por obras”,  permite las visitas, lo cual es un importante atractivo para los turistas, ya que de esta forma pueden contemplar algo poco frecuente en nuestras ciudades: las entrañas, el interior  de una catedral desde lo más alto de sus bóvedas,  hasta sus cimientos.  Por esta zona también se encuentra el Museo Fournier, donde se exponen gran parte de las colecciones de naipes que usaron nuestros antepasados, así como otras procedentes de  muchos lugares del mundo. El  Palacio de Monte Hermoso, la muralla…

Anillo Verde

Salburua

Las calles del barrio histórico tienen una curiosa configuración en forma de almendra. Singularidad que solo se puede apreciar desde  el aire.

La base de operaciones para los trabajos con el helicóptero la establecimos en el Aeropuerto de Foronda, situado a pocos kilómetros del centro de la ciudad. También desde el aire pudimos ver la integración de los Centros Cívicos, zonas peatonales, zonas verdes,  barrios modernos, el Museo Artium, de original perfil arquitectónico y con importante contenido de arte contemporáneo.  Otro aspecto curioso de Vitoria son los Huertos Urbanos en la zona de Olarizu. Aquí el Ayuntamiento pone a disposición de los mayores de 55 años una serie de parcelas en las que pueden cultivar productos ecológicos. Además de todo lo necesario para la labranza, cuentan con un servicio de asesoramiento y ayuda que les resulta de gran utilidad. Nos pusimos de acuerdo con ellos para rodar un sábado, ya que era uno de los días en los que acudían más familias a disfrutar del trabajo en el huerto. Solo les pedimos que al oír el ruido del helicóptero evolucionando sobre sus cabezas, no dejaran de trabajar en lo que estuviesen haciendo, que por favor no mirasen hacia arriba y mucho menos saludar a la cámara. Esto es algo que siempre suele ocurrir en cuanto intuyen que se trata de filmaciones aéreas, la gente saluda con entusiasmo, me imagino que con la esperanza de luego verse por televisión. Pues bien en este caso y para nuestra sorpresa, nadie miró hacia arriba, todos siguieron atentos a sus ocupaciones como si nada y la secuencia quedó de lo más natural. Luego les felicitamos por su comportamiento “tan profesional”. Vimos también desde el aire el anillo verde que rodea la ciudad centrando nuestra atención en el parque de Salburua. Se trata de humedales formados por varias lagunas. Es una zona de alto valor ecológico con una amplia fauna y centro de observación para visitantes. En las tomas aéreas de la provincia incluimos una visita a La Guardia y algunas de sus bodegas.

añana

Salinas de Añana

localización 2

Olivia, Juanfran, Pilar, Roberto y Nel

ATARIA

ATARIA

Pero sin duda lo que más llamó nuestra atención, quizás por poco conocido, fue visión desde el aire de las Salinas de  Añana, una antigua explotación de sal, hoy abandonada pero en proceso de restauración. Es un espacio realmente curioso, singular y que merece dedicarle una visita. Cuenta con un Centro de Interpretación al que se puede llamar para reservar una visita organizada. Una vez finalizados los rodajes de ese día regresamos al aeropuerto de Foronda para repostar comer algo y reiniciar vuelo hacia Madrid. Hasta ahí todo había salido perfecto. Fernando Nuñez el piloto, entregó el Plan de Vuelo, algo que es preceptivo antes de iniciar un trayecto. A la hora prevista despegábamos.  La previsión climatológica en ruta para esa tarde de julio era, cielos despejados, buena visibilidad y viento en calma; por tanto en aproximadamente una hora estaríamos aterrizando en el aeródromo de Cuatro Vientos…o al menos eso creíamos. A los veinte minutos de haber despegado cuando estábamos sobrevolando la Sierra de la Demanda, al límite con la provincia de Burgos,  a unos 200 metros de altura, un  intenso olor a quemado llegó hasta nosotros, seguido casi  inmediato de una estela de humo blanco.   Fernando, echó una rápida ojeada al instrumental de vuelo y, aparentemente, todo estaba bien. Mientras, el otro Fernando, el cámara, y yo mismo, mirábamos cada uno por nuestras respectivas ventanillas intentando localizar el origen del fuego.  El piloto nos avisó de que nos abrocháramos los cinturones, que se disponía a efectuar un aterrizaje de emergencia.  Inició el descenso a la vez que buscábamos una explanada  donde posarnos. Escasos minutos más tarde estábamos tomando tierra en un pequeño claro entre dos montículos.  Desconectado el motor y en cuanto las aspas dejaron de girar, descendimos rápidamente.  Los Fernandos  treparon por la escala que da acceso a las turbinas, para comprobar qué es lo que se estaba quemando. Al poco ya vieron que se trataba de una bomba de aceite, que sin motivo aparente, había ardido. Por fortuna el fuego no se extendió a ningún otro componente, gracias a que se había apagado por si sola. Tras los primeros instantes de desconcierto, el piloto intentó establecer contacto con la base en Madrid, pero al estar en una hondonada, no había  cobertura,  así que ascendió lo que pudo por la ladera cercana hasta que consiguió contactar.  Una vez al habla con los mecánicos de mantenimiento estos decidieron que podíamos seguir viaje porque la bomba de aceite que se había quemado no era imprescindible ya que, el motor contaba con una segunda,  en este caso mecánica, que nos permitiría seguir volando sin mayor dificultad.

Así lo hicimos y finalmente aterrizamos en Madrid, sin más contratiempos.

51751_108054292595180_1806379_o

Piloto y cámara intentando localizar la avería

La Mirada Mágica (9): Oviedo (al ritmo de la lluvia)

catedral de oviedo

Catedral de Oviedo

Si hay un enemigo de los documentales turísticos ese suele ser el agua, o la lluvia para ser más exactos. De una parte por lo complicado que resulta desplazar el equipamiento técnico de un lado para otro intentando mantenerlo en perfecto estado de funcionamiento, y por otro, porque es comprensible que si muestras una ciudad envuelta en lluvia, el posible atractivo turístico queda bastante deslucido. Por el contrario, el sol, los días luminosos y alegres, invitan a visitar y conocer mejor nuestras ciudades y paisajes. Pero esto tiene al menos un par de excepciones en nuestro país: Santiago de Compostela y Oviedo, porque precisamente uno de los aspectos que las hacen especialmente atractivas es justamente ese: la lluvia. Quizás por ello cuando nos pusimos a trabajar en el capítulo de Oviedo, desde el primer momento pensábamos que su presencia en este caso debíamos verla más como una aliada necesaria que como un elemento hostil. En Oviedo el agua está muy presente todo el año, las lluvias suelen ser generosas; no se podría explicar de otra forma el espectacular verde de sus paisajes y, en la  capital signos de su presencia por todas partes. Los ovetenses se sienten muy orgullosos de esta singularidad, de hecho a una de sus plazas le han puesto el nombre de Plaza del Paraguas. Por tanto  ya contando con este especial elemento, decidimos que, al contrario de lo que suele ser habitual en este tipo de trabajos, los días de rodaje en los que la lluvia hiciese acto de presencia, las cámaras saldrían a la calle; nada de interiores. (Cuando se elabora el plan de trabajo de un documental se suele poner los primeros días los rodajes en exteriores, de  esa forma si con el transcurrir de las fechas en algún momento aparecen las lluvias, siempre habrá posibilidad de contar con un “cover set”,  un interior donde poder refugiarse para  seguir trabajando).

paisaje asturiano

Paisaje asturiano

torre catedral

Torre catedral

Los rodajes de a pie ya hacía semanas que habían terminado; por suerte, en aquellas fechas llovió abundantemente,  esto nos permitió filmar planos de lugares emblemáticos como la Plaza de la Escandalera, la calle Uría, el Campo de San Francisco…de  gran belleza invernal. Por ello, los días de rodaje con helicóptero, necesariamente debería estar presente la lluvia para respetar el racord. Durante algunas semanas estuvimos pendientes de las previsiones del tiempo para Oviedo y su comarca, hasta que vislumbramos una importante borrasca con varios frentes de lluvia que podrían durar el tiempo necesario para nuestro propósito. Así pues, nos apresuramos a planificamos el vuelo para esas fechas. Habíamos previsto establecer el centro de operaciones en el cercano aeródromo de La Morgal, pero al estar condicionados por la lluvia pensamos en la conveniencia de estar cerca del helicóptero para iniciar vuelo en el momento oportuno, por ello finalmente nos instalamos en el hotel  La Gruta, situado en un lugar cerca del núcleo urbano; acogedor, con buena gastronomía y lo que era más importante; con un aparcamiento en la parte trasera del edificio que podríamos utilizar como improvisado helipuerto.

cristo

Cristo del Naranco

san miguel de lillo

San Miguel de Lillo

El primer día amaneció una mañana gris y lluviosa, lo que en principio coincidía con lo que nos interesaba, así que preparamos el inmediato vuelo sobre la ciudad. Aprovecho para comentar que cuando se realizan este tipo de trabajos aéreos hay un par de elementos que resultan bastante incomodos e imposible de evitar: el primero suele coincidir con la temporada veraniega y son los moquitos que impactan contra el objetivo de la cámara igual que lo hacen contra el parabrisas de nuestro coche cuando viajamos por carretera; en este caso dejan una desagradable mancha negra en la imágenes, esto obliga a una especie de aterriza como puedas, una y otra vez, en cualquier lugar, con el consiguiente riesgo, para la tripulación,  ya que el operador de cámara debe descender provisto de una gamuza y líquido limpia cristales para frotar hasta que desaparece la mancha, tras lo cual se vuelve a subir para reiniciar el trabajo. El segundo problema suele aparecer con mayor frecuencia en invierno. Se trata de las gotas  de lluvia. El proceso de limpiado es igual que el anterior. Pero en esta ocasión eso no sería un obstáculo ya que producen un curioso efecto de reflejos y brillos sobre el cristal, que nos vendría bien para subrayar su presencia.

santa maria del naranco

Santa María del Naranco

Sobrevolamos la ciudad y sus edificios históricos: Catedral, Teatro Campoamor, Plaza de la Escandalara, la Muralla Vieja, Santullano de los Prados, Santo Domingo,  Santa María de Naranco, San Juan de Lillo, esta primera incursión terminamos en el monte del Naranco, sobrevolando el Sagrado Corazón, desde el que se puede apreciar una espectacular vista de la ciudad. Este plano sirvió para cerrar el capítulo. De regreso al casco urbano nos disponíamos a filmar Campo de San Francisco y algunos de los edificios oficiales que hay cerca, como el Gobierno del principado de Asturias, Junta general del principado…cuando sorpresivamente apareció un segundo helicóptero a muy pocos metros del nuestro, tan cerca que por un instante pensé que podríamos colisionar, porque Julio Dorado, nuestro piloto estaba totalmente absorto prestando atención a las imágenes que iban apareciendo en su monitor para maniobrar según conveniencia de las indicaciones del cámara y el realizador. Se trataba del helicóptero de la policía nacional cuyo pilono nos hacía señas indicando sus auriculares como señalando que intentaba ponerse en contacto con nosotros. Se lo hice saber a Julio, quien comenzó a buscar afanosamente la frecuencia en la que debía estar emitiendo la policía. Una vez en contacto con ellos, preguntaron el motivo de nuestro vuelo ya que no tenían constancia del mismo. Para complicar la situación y debido a las prisas de ese día, habíamos despegado sin señalizar nuestro aparato con los logos de TVE, que, normalmente suele ser suficiente. La policía nos pidió que aterrizáramos de inmediato para identificación, lo que nos obligó a suspender los trabajos de ese día.

La Mirada Mágica(8): Burgos   (como se cocina un documental)

catedral

Catedral de Santa María

Cada programa que vemos en nuestros televisores suele ser fruto de un proceso de producción que casi siempre comienza en el mismo momento en el que la cadena decide incluirlo en su parrilla de programación. Quizá convenga recordar que una cadena de televisión es una fábrica de espacios audiovisuales y como tal todo el engranaje está diseñado para producir cualquier tipo de programa al menor coste posible. Este es un principio que intentan aplicar tanto las televisiones comerciales como las públicas: las primeras buscan rentabilidad económica y las segundas deben buscar rentabilidad social. Los programas que más costes suelen absorber son los grandes eventos deportivos como Juegos Olímpicos, Mundial de Futbol, Fórmula 1…   en el siguiente nivel tendríamos la producción de programas dramáticos como Isabel, Águila Roja, El Tiempo entre costuras… todos son espacios en los que trabajan gran cantidad de personas y se utilizan muchos medios técnicos. Los documentales también forman parte de este proceso aunque en menor medida. Los de tipo científico o medioambiental como podrían ser por ejemplo el estudio del calamar gigante en su hábitat de las fosas marinas o el efecto invernadero en el deshielo de los polos, suelen llevar un largo periodo de  preparación y rodaje hasta que finalmente un día están listos para emitir por televisión. Los de corte turístico como “Ciudades para el Siglo XXI” están sujetos a un esquema de trabajo más discreto pero no por ello menos importante; algo que mi compañero y amigo Nel Escudero suele definir como  muy  parecido al proceso de cocinar.

arco

Puerta de Santa María

En nuestro caso se empieza por la localización. La localización sería algo así como ir al mercado a ver y seleccionar los productos, la materia prima que queremos para nuestro menú. Una vez vistos esos productos (museos, iglesias, parques, palacios, empresas…), hay que decidir qué incluiremos y qué no; ahí la experiencia del cocinero (realizador),  es fundamental, porque no se trata de “comprar” todo lo que nos guste de forma arbitraria sino unas cuantas cosas que se complementen y que mezcladas adecuadamente deleiten el gusto de nuestros comensales: los espectadores.  El siguiente paso es el rodaje. Ha llegado el momento de “ir llenando la cesta de la compra”. Ese proceso suele llevar varios días ya que hay que desplazarse por toda la ciudad y provincia capturando con las cámaras todo aquello que ya se ha decidido incluir en el menú. Para que al final la combinación de todo lo seleccionado no resulte un tanto sosa, y los “documentales de piedras” como se les denomina en el argot profesional, lo suelen ser, casi siempre se suele incluir algún momento en el que la ciudad celebre sus fiestas, esa es una buena ocasión para ver como las calles se llenan de vida y sus gentes disfrutan lo que en muchas ocasiones son fiestas patronales con actividades de todo tipo: encierros, bailes, verbenas, exposiciones, desfiles, fuegos artificiales…En esto,  hay que ser especialmente minucioso, sabiendo captar buenas imágenes para que los televidentes tengan la sensación de estar  participando de ellas.

Todos los productos se llevan a la cocina, en este caso, sala de montaje. Ahí el realizador ya tendrá que decidir la proporción (el tiempo exacto) que se emitirá de cada cosa. De que tenga buen ritmo, información interesante y, sobre todo, que sea ameno, dependerá en gran medida que el público  decida verlo o por el contrario hacer zapping.

Para terminar con “nuestro menú del día” solo cabría añadir una última cosa: “todo debe ser cocinado con cariño y fundamento” como diría Karlos Arguiñano,

torre catedral

Torre Catedral

Pero hay ciudades de nuestro país que a poco que repases su historia y conozcas su presente, sabes de antemano que hay  contenido suficiente para elaborar un programa de calidad y a la vez entretenido. Así pensábamos cuando nos pusimos a preparar Burgos.

El patrimonio histórico artístico de Burgos está considerado como uno de los más importantes de Europa,  por ello fue complicado decidir qué cosas incluir en un espacio que por razones de programación solo puede durar treinta minutos. En estos casos se suele hacer una lista de imprescindibles, como por ejemplo: La Catedral de Santa María, cumbre del gótico y símbolo indiscutible de Burgos, con sus dos características torres de 79 metros en forma de agujas puntiagudas. Para ver muy de cerca cómo fueron talladas en forma de sierra, cinceladas con mimo hasta los más mínimos detalles, utilizamos el mejor artilugio técnico: el helicóptero. En cuanto al interior tuvimos gran suerte porque la nave central, el Altar Mayor y el Coro estaban recién restaurados, por tanto lucían en todo su esplendor.

cid

El Cid Campeador

Otras joyas de imprescindible visita son las Iglesias de San Nicolás, junto a la catedral, perfecto ejemplo de gótico tardío del siglo XV, con una preciosista portada renacentista y la iglesia de San Esteban, también de estilo gótico. Igualmente merece la pena acercarse al castillo de origen medieval y a la muralla, de estética mudéjar, con arco de herradura en perfecto estado de conservación.

Pero para no extenderme más, ya que la relación de cosas que ver es extensa y el espacio para este artículo limitado, un consejo para aquellos que decidan acercarse a la cuna del Cid Campeador: no dejéis de visitar el Monasterio de Santa María La Real de las Huelgas y La Cartuja de Miraflores. El primero es una señorial edificación iniciada en 1185, por orden del Rey Alfonso VIII de Castilla, inhumado junto a su esposa Leonor de Aquitania cuyos ataúdes se pueden ver en la nave central. La Cartuja de Miraflores mandada construir bajo el reinado de los Reyes Católicos, es un edificio de aspecto adusto y elegante, sepulcro de los Reyes Juan II,  Isabel de Portugal y del Infante don Alfonso. Y por supuesto, ya que estamos en tono gastronómico, no olvidéis saborear sus asados, guisos y su famosa morcilla.

cartujo 2

Monje en La Cartuja de Miraflores

En la foto podemos ver uno de los monjes de la Cartuja de Miraflores saludando desde su celda a nuestro helicóptero.

Burgos, ciudad arbolada, de la serie Ciudades para el Siglo XXI en TVE a la Carta o You-Tube.

www.youtube.com/watch?v=yZYsawmW_Z8]

La Mirada Mágica (7): Salamanca (Los Santos Inocentes)

SALAMANCA

Plaza Mayor

Muchos de los edificios históricos de Salamanca están construidos con piedras extraídas  de las canteras de Villamayor, un pueblo de seis mil habitantes, situado a unos dos kilómetros de la capital. Es un tipo de piedra de color dorado, porosa y muy moldeable gracias a que mantienen la humedad de la cantera durante cierto tiempo, transcurrido este la piedra se endurece. Quizás por ello Salamanca es la ciudad española que tiene mayor presencia de arte plateresco,  cuyo máximo exponente se puede ver en las fachadas de la Universidad, Catedral, San Esteban, Plaza Mayor…Pensando en cómo mostrar mejor al espectador muchos de esos trabajos, decidimos desplazar una grúa que nos permitiera elevarnos lo suficiente como para ver de cerca algunos de esos preciosistas trabajos de relieve y filigrana en la piedra.

Salamanca (3)

Vista aérea nocturna Plaza Mayor

La Plaza Mayor de Salamanca es el núcleo central de cuanto acontece en la ciudad. Por ella discurre tanta y tan variada actividad que se puede decir que según la hora del día esta se va transformando para adaptarse a cada nueva y vital circunstancia. Por ello planificamos rodajes con diverso tipo de equipamiento, incluyendo como no, helicóptero, para intentar sacar el mejor provecho.

Una  noche cuando ya habíamos finalizado los trabajos de ese día, regresando de madrugada camino del hotel, mientras sobre la ciudad caía un intenso aguacero, al cruzar la plaza, la visión que esta nos ofrecía formando un gigantesco puzle imágenes y reflejos en los cientos de charcos que se habían ido formando, sin un solo alma que en esos momentos transitara por ella nos impactó de tal forma que casi sin mediar palabra entre nosotros aceleramos el paso para  llegar al hotel coger el material de filmación y volver sobre nuestros pasos para rodar aquel momento mágico.

SALAMANCA (3)

Rodaje Casa de las Conchas

Salamanca tiene muchas cosas que ver, pero hay dos lugares especialmente atractivos para el visitante, uno es la emblemática Casa de las Conchas  y la otra la Universidad y su fantástica fachada plateresca. Es curioso ver las aglomeraciones que se forman ante ella  observando con detenimiento cada detalle de las figuras en relieve que la adornan. Pero la gran mayoría lo que busca afanosamente es la famosa ranita posada sobre la calavera, que según la tradición  simboliza el pecado después de la muerte. También antes de entrar merece la pena dedicarle unos minutos a la rica crestería (remates en piedra) que adorna el Patio de las Escuelas.

Salamanca (1)

Vista aérea nocturna de las Catedrales

Otras dos joyas son sus Catedrales. Sí, en plural, porque Salamanca tiene dos, una adosada a la otra, La Catedral Vieja, siglos XI-XII  y la Nueva, siglos XVII y XVIII.  Ambas tienen muchas e interesantes cosas que ver, como   el retablo de la Capilla Mayor de la Catedral Vieja formado por 53 pinturas que recrean diversos pasajes de la vida de Cristo y la Virgen. Los sepulcros, el claustro, la Capilla de Santa Bárbara, en la que se otorgaban los grados y se elegía al Rector de la Universidad…Pero si rico es su interior, no menos deja de impresionar el exterior con sus torres, cúpulas, almenas y cresterías. Para filmar esta parte de las catedrales utilizamos el helicóptero ya que solo de esa forma es posible llegar a lugares tan inaccesibles. Así nos pudimos acercar y ver con detalle el original cimborrio de la Catedral Vieja, cubierto por escamas de piedra y coronado por la veleta que le da nombre de “Torre del Gallo”. A su lado, pero a mayor altura otras dos cúpulas, una que corona el crucero de la nave central y la otra campanario. Espectacular es también la Iglesia convento de San Esteban y la Iglesia del Espíritu Santo, llamada de Clerecía. Dentro del bloque de rodajes aéreos habíamos reservado un apartado especial para la ciudad de noche ya que los principales monumentos estaban generosamente iluminados, además, por suerte para nosotros el aeropuerto de Matacán no tiene actividad durante la noche lo que nos permitió sobrevolar la ciudad a escasa altura lo cual es siempre una ventaja y favorece el rodaje de planos de gran impacto visual. Recuerdo a mi compañero Sergio Vidal, realizador del capítulo insistiéndole a Javier Arilla, piloto,  para que descendiera todo lo posible, cosa que en ocasiones no podía hacer porque se disparaba la alarma de “proximidad tierra” causando un desagradable zumbido en el interior de la cabina.

File0040

Puesta de sol en las dehesas salmantinas

A la mañana siguiente solo nos quedaba por filmar alguna manada de toros bravos pastando en la dehesa. Es sabido que Salamanca es tradicional comarca de crianza de reses bravas y que algunas de las más importantes ganaderías de nuestro país proceden de allí. Así que nos pusimos en vuelo en la dirección que nos indicaron podríamos ver alguna. Pero, como suele ser habitual en este tipo de trabajos, llevábamos un rato surcando los cielos de la provincia y no aparecía ni rastro de toro bravo por ningún lado, por tanto, acordamos que en cuanto avistáramos un caserío bajaríamos a preguntar. Al poco apareció uno a no mucha distancia. Se trataba de un complejo de edificios que bien  podrían ser pajares, naves, cuadras…De entre ellos sobresalía lo que posiblemente era la casa principal con una pequeña explanada que nos venía fenomenal para tomar tierra. Al poco Javier estaba maniobrando. Previamente dimos un par de vueltas para asegurarnos de que no había cables eléctricos o algún otro obstáculo. obstáculo.  No había impedimento y tampoco se vislumbraba presencia humana alguna; sí algunas gallinas y un par de perros que al instante huyeron despavoridos con el rugir de los motores. Finalmente nos posamos en medio de una gran polvareda. Polvareda que a medida se fue disipando nos permitió ver como en la puerta del caserío habían ido apareciendo una serie de personas,  quizás toda la familia: padres, abuelos, niños…unas siete u ocho. Todos nos observaban con caras de estar viendo un OVNI o algo parecido. Sin detener rotor, descendí de “de la nave”  para acercarme al grupo de improvisados espectadores con intención de preguntarles dónde podríamos avistar alguna manada de reses bravas. Unos niños de unos 4 o 5  años permanecían junto a la mujer que debía ser su madre, con caras de susto, mientras ésta mantenía un bebé en sus brazos sujetándolo contra su pecho como si se lo fueran a quitar de las manos de un momento a otro. Fue uno de los hombres, quizás el que era cabeza de familia el que con cierto titubeo nos indicó en qué dirección podríamos ver las alguna manada.  Sin más les di las gracias y volví al helicóptero. Segundos después ya estábamos de nuevo en el aire mientras la familia permanecía inmóvil observando nuestra maniobra de despegue. Al poco de avanzar en la dirección que nos habían indicado ya pudimos divisar un grupo de 20 ó 30 toros pastando. Descendimos y desde poca altura hicimos alguna pasadas mientras los animales intentaban huir en dirección a ninguna parte.

CiuSigloXXI_038

Terminado el trabajo y ya de regreso a Madrid, comentábamos sobre lo que acabábamos de vivir y coincidíamos en que probablemente el susto que les habíamos dado a aquellos pobres  “Santos Inocentes” era de los que no se olvidan en muchos años.

Salamanca

La Mirada Mágica (6): Valencia (Jo, qué noche)

Valencia es una de las ciudades españolas que más se ha transformado en los últimos años. Quizás por ello, fue la primera en participar en la serie de TVE Ciudades para el Siglo XXI. La Ciudad de las Artes y las Ciencias, obra de Santiago Calatrava y Félix Candela, es el mejor ejemplo de esa transformación. Pero la moderna Valencia es mucho más…

ValenciaII-2

Museo de las Ciencias

LA PREPARACIÓN

El primer día de trabajo en la ciudad nuestros anfitriones de Valencia Convention Bureau nos habían preparado una sorpresa:  la localización la íbamos a hacer en coche de caballos. A la hora prevista partimos del hotel subidos en tan singular medio de transporte. En él dimos un largo paseo por las calles y zonas más turísticas cual si fuésemos guiris recién llegados de algún lugar del mundo, así que asumimos el rol y nos comportamos como tal, oyendo con atención  las explicaciones de Filo Lluc de VCB y Marie France la guía, y haciendo fotos a todo lo que podría resultar de interés para el programa.  Esto del coche de caballos que en principio resultó un tanto chocante, no tardamos en darnos cuenta de que era algo más que un toque de originalidad, porque el tráfico en la ciudad es complicado y de esta forma resultó ser el mejor medio para lo que pretendíamos. Además, en contra de lo que habría cabido pensar, los conductores aguantaban pacientemente el lento discurrir del turístico elemento.Durante  3 ó 4 días recorrimos Valencia de extremo a extremo visitando, monumentos, museos, estaciones de metro, trenes,  iglesias, algunas muy interesantes, como la del Patriarca, considerada la Capilla Sixtina de Valencia, por la riqueza de sus frescos y donde cada viernes se celebra una misa en la que se canta un solemne miserere,  con un ritual que hace te sientas transportado a tiempos remotos. También visitamos el Monasterio de San Miguel de los Reyes, que pasó a ser prisión en el siglo XX y ahora rehabilitado para convertirse en sede la Biblioteca Valenciana.

SONY_DVD_RECORDER_VOLUME-8

Biblioteca valenciana

Allí Siemens ha instalado un sistema de “bedeles robotizados” que “con monástica disciplina” se encargan de transportar los libros desde los archivos hasta las salas de lectura, salvando una larga distancia a través de  claustros, pasillos y ascensores; algo realmente curioso y muy propio de tecnología  futurista. Ese contraste entre pasado y presente en Valencia está latente en muchos lugares históricos que han sido rehabilitados para convertirse en espacios modernos y de servicio público, como el IVAM (Instituto Valenciano de Arte Moderno)  la Iglesia del Carmen o San Pío V, reconvertidos en museos. Pero como decía, es la Ciudad de la Artes y Las Ciencias la que le ha dado a Valencia el empuje definitivo para entrar por la puerta grande en el Siglo XXI. El Museo Príncipe Felipe, Oceanografic,  Hemisferic, Palau de las Artes, son un conjunto de edificios de espectacular diseño construidos en lo que fue el antiguo cauce del río Turia.

EL RODAJE

ValenciaII-8

Nit del Foc

Semanas después y pocos días antes de Las Fallas, volvimos a la ciudad para llevar a cabo los rodajes.  Valencia en esas fechas  se vuelca en los preparativos de lo que será su gran Semana Fallera. Habíamos preparado un plan de trabajo intenso con intención de que todas las filmaciones excepto las de las propias fallas finalizaran antes de tan complicadas fechas.  Había un par de aspectos del trabajo que nos preocupaban especialmente. 1.- Cómo nos íbamos a mover por la ciudad en unos días en los que la mayor parte de calles y plazas están cortadas, amén del trasiego de miles de personas. 2.- El rodaje con helicóptero de la cremá. Lo primero se solventó mucho mejor de lo que esperábamos, ya que la Junta Central Fallera y el Ayuntamiento, nos prestaron todo tipo de ayudas, la fundamental fue tener vehículo acreditado en el que íbamos de un lado para otro con escolta municipal. Gracias a esa ayuda conseguimos rodar sin mayores problemas. El tema del rodaje aéreo lo debatimos en una reunión en  la que estaban representantes de la Junta Central Fallera, Policía Municipal Aviación Civil. Era la primera vez que una televisión solicitaba permiso para colocar un helicóptero sobrevolando Valencia en el momento en el que ardían las fallas, por tanto el tema planteaba muchas dudas, y casi todas ellas, relacionadas con la seguridad y altitud mínima a la que deberíamos estar,  ya que cada la falla antes de arder va precedida de fuegos artificiales que, en algunos casos, alcanzan gran altura.  Se decidió que la altura idónea serían 900 pies,  (300 m). Otro motivo de preocupación era que a la vez que nuestro helicóptero había un segundo, en este caso de la Policía Nacional, que estarían haciendo labores de vigilancia, así que ambos deberíamos extremar las medidas de seguridad para evitar tener una colisión en pleno vuelo. La señalización nocturna de un helicóptero es escasa, consiste únicamente en una pequeña luz roja intermitente situada en la parte inferior del mismo.

SONY_DVD_RECORDER_VOLUME-56

Ciudad de las Artes

El día 19 de marzo, el cielo de Valencia amaneció soleado, sin nubes y, lo más importante sin la típica bruma de las ciudades costeras, que tan molesta es para la fotografía. Por tanto, las condiciones de vuelo eran optimas. Mis compañeros Nico, (piloto) y Ginés  (cámara) habían estado el día anterior revisando el equipo técnico en el Aeropuerto de Manises para garantizar que todo funcionase correctamente. Comenzamos los rodajes por los alrededores:  Sagunto, Monasterio del Lluc, masías y plantaciones de naranjos, Port Saplaya, una curiosa urbanización surcada por canales navegables que parecen  una pequeña Venecia. La  Albufera, El Saler…Por la tarde el turno de vuelo fue sobre la ciudad:  El cauce del Turia, la Plaza de la Comunidad Valenciana, la de la de La Reina, Miquelet, Catedral, Plaza Redonda y la Plaza de toros,  justo en el momento en el que las cuadrillas iniciaban el paseillo;  Ciudad de las Artes y las Ciencias, consiguiendo tomas realmente curiosas de los edificios sumergidos entre las  luces y sombras de la noche. Mientras tanto, no perdíamos de vista el reloj que nos iba anunciando la aproximación al momento cumbre de las fallas: la cremá.  Poco antes Nico sugirió ir al aeropuerto para hacer una pequeña parada técnica y repostar. Minutos después volvíamos al cielo de la ciudad para continuar con nuestros trabajos. Nico  contactó con el helicóptero de la policía que en esos momentos ya estaba también en vuelo por la misma zona a la que nos dirigíamos.

LA CREMÁ

Val-nitdelfog-2

Vista de la cremá desde el aire

La cremá de las fallas, el acto de prender fuego a las mismas  tiene un orden establecido. En primer lugar, sobre las diez de la noche se procede a la quema de las fallas infantiles, excepto la ganadora que se quema a las diez treinta. A continuación todas las demás, excepto la que ha obtenido el premio especial, esta se quemará sobre las doce y para finalizar la de la plaza del ayuntamiento. Al llegar ya vimos los primeros castillos de fuegos artificiales que nos iban anunciando los lugares exactos en los que a continuación arderían.

ValenciaII-9

Vista de la cremá desde el aire

En poco tiempo el cielo de la ciudad se fue inundando de rayos de luz multicolor por el efecto de los miles de artefactos pirotécnicos. En el interior de la cabina del helicóptero Nico y yo intentábamos ayudar a Ginés, avisándole de los lugares hacia donde debía dirigir la cámara, sobre todo allí donde había mayor acumulación de fuegos artificiales. En ocasiones hacíamos tomas en vuelo estacionario girando 360 º con planos panorámicos en un intento,  a veces en vano,  de captar todo lo que  iba sucediendo en el cielo de la ciudad. Pero a la vez tampoco apartábamos ojo de las evoluciones del otro helicóptero. Entre ambos pilotos habían acordado mantener un canal de comunicación abierto para conocer cada uno las respectivas posiciones y cuando estas no estaban claras directamente se interrogaban:  “¿dónde estáis?” . Las respuestas solían ser “estamos posicionados encima de vosotros,  debajo, a vuestra izquierda…” y cuando no lo teníamos claro, dejábamos de prestar atención a las fallas para intentar localizarlos  lo antes posible. Los nervios y la tensión fueron aumentando por momentos;  pasaban muchas cosas y resultaba difícil atender a todo a la vez. Para nosotros era importante filmar, pero no menos importante hacerlo sin tener un percance.  “Ginés, fuegos a tu derecha, fuegos al frente, a la izquierda…bueno para ser exactos  el término era, “fuegos  a las tres, a las 12, a las 9…” (ya se ha explicado en alguna ocasión que ésta es una fórmula rápida de orientar hacia qué dirección hay que ir o simplemente mirar. Es el mismo principio que si nos encontrásemos en el centro de una gran esfera de reloj). Pero de repente un intenso resplandor seguido de una gran explosión nos dejó aturdidos por unos segundos. En los primeros instantes pensamos que la explosión se debía a una de las turbinas de nuestro helicóptero…  Nico, gritó:  ¡¡¡ debajo, debajo,  hay una falla justo debajo de  nosotros y estamos en el centro de sus fuegos !!!  Al instante tiró con fuerza de la palanca de control para ganar altura rápidamente antes de que alguna de las carcasas llegase a impactar.  Casi sin darnos cuenta, en el intento de aproximación a cuanto sucedía allí abajo, habíamos descendido más de lo debido, motivo por el que estábamos al alcance de los fuegos pirotécnicos.  Poco después estos fueron  cesando para dar lugar a columnas de humo que en escasos minutos también se iban transformando en grandes llamaradas.

La noche del 19 de marzo Valencia se ve envuelta en fuegos;  fuegos que surgen de plazas, calles y avenidas por toda la ciudad…verlo  desde el aire es una experiencia única, algo difícil de explicar y que no es comparable con nada semejante en ningún otro lugar del mundo.

Una vez finalizado el trabajo, cuando íbamos rumbo al aeropuerto de Manises, ya    recuperados del susto comentábamos que aquello que acabábamos de ver nos había dejado impresionados, y con la extraña sensación de haber vivido un sueño, un sueño lleno de imágenes casi apocalípticas.

Por el contrario los valencianos lo ven como un renacer. Porque desde el mismo día siguiente;  cuando las calles aun huelen a pólvora y cenizas, ya empiezan a trabajar en las que serán las fallas del siguiente año.

http://www.youtube.com/watch?v=ZPdWnLtD1x0%5DValencia (I)

La Mirada Mágica (5): Zamora (atrapados en el tiempo)

Zamora-10

Catedral de Zamora

Hacer un documental para televisión conlleva una serie de trabajos previos de preparación, de estos,  suele tener gran importancia la localización, más aún si se trata de documentales de tipo turístico. La localización consiste en visitar previamente los lugares, que, en principio, podrían interesar. Sirve, entre otras cosas, para elaborar un plan de trabajo coherente, buscando el mejor aprovechamiento del tiempo y los recursos. En la localización se toma nota de todo lo que pueda resultar útil a la hora de rodar, por ejemplo si se trata de un castillo, se tendrán en cuenta aspectos como: dónde está situado, cómo se llega, cuanto tiempo se tarda en llegar, cuales son las mejores horas de luz, cómo se debe pedir el permiso, qué medios técnicos se tendrán que desplazar…El  listado puede ser extenso dependiendo de qué se trate. Otro aspecto de  vital importancia en la preparación es contactar con la/s persona/s que mejor conozcan los sitios que vamos a visitar, estas personas por lo general suelen ser los guías;  unas veces profesionales de turismo y otras personas vinculadas al lugar que visitamos. De ellos dependerá en gran medida la impresión y la información que luego se transmitirá a los espectadores. Últimamente está muy de moda que sean los propios usuarios de las ciudades, sus habitantes, los que cuenten la experiencia de vivir en ellas, como por ejemplo en el programa Españoles en el Mundo.

Zamora-9

Semana Santa

Finalmente la decisión de qué cosas configuraran su contenido, es responsabilidad del  director-realizador ya que es la persona que tiene la idea global del formato y de lo que a los espectadores les puede interesar, muchas veces el éxito de un programa no está en hacer un recorrido exhaustivo de todo lo que hay,  sino más bien insinuar los aspectos más atractivos para que tras la emisión el espectador sienta la necesidad de viajar a los lugares para descubrir por sí mismo lo mucho que, seguramente,  les quedó por ver.

Zamora, fue un ejemplo del buen hacer de los guías. Guardo especial  recuerdo de aquellos días de localización en los que Estrella Torrecilla, guía de turismo del Ayuntamiento, nos   acompañó al equipo de TVE. Ella entendió desde el primer momento que se trataba de una buena oportunidad de promoción turística para su querida Zamora, así que nos llevó de un lado para otro por la ciudad y por toda la provincia explicándonos con profesionalidad y entusiasmo cada detalle que pudiera resultar de interés. También Francisco Somoza,  arquitecto municipal. Él tuvo la misión de explicarnos los muchos cambios que se habían producido en los últimos años, muchos de ellos de restauración de algunas de las 23 iglesias románicas (Zamora es la ciudad europea que tiene mayor número de iglesias y calidad de románico de Europa) todos estos cambios estuvieron estrechamente ligados al año en el que Zamora fue sede Las Edades del Hombre. También nos mostró cómo se estaban restaurando las  viejas Aceñas (molinos de agua) sobre el Duero, que en los siglos XIX y XX tuvieron gran auge productivo para la ciudad. El día que realizamos la visita de localización, aún estaban en obras, pero decidimos incluirlas en el documental porque según las previsiones, para las fechas de rodaje ya estarían terminadas y funcionando, así como un Centro de Información al Visitante. Pero el día que aparecimos con las cámaras, éstas aún no funcionaban, sencillamente porque faltaban algunos remates y, lo más importante,  porque el agua que debía circular bajo ellas, durante las obras habían sido desviadas mediante una pequeña presa. Como el tema nos parecía interesante decidimos recurrir al rústico truco de echar agua con una manguera sobre las palas, mientras parte del equipo hacíamos girar la pesada rueda empujando fuertemente hasta conseguir salvar la resistencia de inicio del mecanismo, después, ya por pura inercia giraba por si sola 360º. Todo esto se hacia desde un lugar fuera  de plano para que no se viese la artimaña, de esa forma aparentaba girar de forma natural. Así estábamos realizando algunas tomas hasta que en un momento dado uno de los obreros sufrió un traspiés y para evitar caer se agarró a una de las palas, sin darse cuenta que con ello lo que hacía era agravar la situación porque giraba ganando altura a la vez que la propia rueda, hasta que llegado al vértice de la misma no quedaba otra que caer al vacío cabeza abajo para ir a estamparse contra el lecho del río que a falta de agua era  un pedregal. Por suerte, y gracias a un instintivo reflejo le pude agarrar por un brazo para desviarlo de su trayectoria, de forma que milagrosamente volvió a caer al mismo sitio del que había partido. Por suerte no sucedió nada y una vez superado el susto nos reíamos de la situación porque realmente había sido un tanto cómica ya que nos recordaba la famosa secuencia de Chaplin atrapado en la rueda de Tiempos Mordernos.

Zamora-7

Los Arribes del Duero

Hay una parte de la Provincia de Zamora bordeada por los Arribes del Duero, un paraje de alto valor ecológico y de gran belleza paisajistica,  preservado mediante  un acuerdo entre España y Portugal. David Salvador, biólogo responsable de Europarques nos fue explicando con entusiasmo sus esfuerzos por  conservar e incrementar la rica fauna de la zona, mientras navegábamos en un catamarán por el cauce del río entre acantilados y desfiladeros desde Miranda do Douro a Valle del Águila.

img128

Laguna de Villafáfila

En este apartado de naturaleza habíamos reservado un rodaje especial para Las Lagunas de Villafáfila, humedales situados al noroeste de la provincia, en plena Tierra de Campos donde se da la mayor densidad de aves acuáticas, esteparias y migratorias, de Castilla León. También en esta zona se localiza una población de más de 2000 avutardas, la mayor población a nivel mundial. La avutarda es un ave de gran tamaño, pesado vuelo y muy huidiza de la presencia del hombre. Por eso, este rodaje decidimos hacerlo con el helicóptero. El día previsto, nos acercamos a Toro, para rodar su famosa Colegiata de Santa María la Mayor, algunas de sus  iglesias de origen mudejar y viñedos, de allí, y ya camino de Villafáfila, las ruinas del Monasterio cisterciense de Moreruela. Al aproximarnos a las lagunas Javier de Benito el  piloto, pensó que sería mejor mantenernos a altura prudente para no asustar a las aves. Días antes ya habíamos estado rondándolas desde el Centro de Información, donde se han habilitado puestos de observación que hacen las delicias de los visitantes. En esta ocasión nuestro propósito era avistar las  avutardas. Desde el helicóptero con cámara y prismáticos intentábamos localizarlas sin mucho éxito. Dimos varias vueltas ya desde posiciones más bajas pero la huidiza avutarda seguía sin dar señales de vida. Finalmente,  con bastante frustración, decidimos regresar. Pero justo cuando el helicóptero ponía ya proa hacia Zamora, observé a mi derecha como una que volaba en solitario, fue a posarse en mitad de un prado de cebada. Sin quitar ojo para no perder la referencia exacta del lugar, le indiqué a mis compañeros; ” he visto una avutarda a las tres” (termino utilizado para orientarnos rápidamente en el interior de la cabina).  Según nos acercábamos Ginés, el cámara, iba haciendo panorámicas intentando localizarla antes de que ésta levantase el vuelo.  Sabía que tratándose solo de una ejemplar podría resultar difícil “cazarla”. Por suerte cuando ya estábamos muy cerca, nuestra ave reanudó el vuelo y con ella otros once o doce ejemplares más.  Primero intentamos ponernos en su mismo rumbo, pero estas en un desesperado intento por despistar al “pájaro mecánico”, cambiaban de dirección en uno y otro sentido, por lo que se nos hacía muy difícil seguirlas. Nos retiramos momentáneamente del grupo hasta que de nuevo se reagruparon y ya volando todas en la misma dirección volvimos a acercarnos, para en esta ocasión sí poderlas observar en su pesado y majestuoso vuelo.  Poco después,  quizás cansadas del seguimiento que las estábamos haciendo, decidieron posarse nuevamente posiblemente porque estaban agotadas.   Conseguido nuestro objetivo,  optamos por no seguir molestándolas y pusimos nuevamente rumbo a Zamora.

img122

Juanfran, Estrella, Carlos, Gines, Javier

Zamora

 

La Mirada Mágica: Ávila (perdidos en la montaña)

avila_cap3[1]La industria audiovisual ha sido una de las que más rápidamente ha evolucionado en estos últimos años, y de esos cambios todos hemos sido testigos. En poco tiempo se ha pasado de aquellos viejos y voluminosos televisores a las  pantallas extraplanas; de la televisión analógica con dos únicos canales a la digital de  múltiples ofertas, y ahora ya estamos inmersos en plena era  HD (Alta Definición). Los cambios se producen a tal velocidad que, en ocasiones, nos encontramos con formatos que  antes de haberlos disfrutado ya se nos han quedado obsoletos. Todos estos cambios, si dejamos a un lado la pura estrategia comercial, han estado siempre orientados en una misma dirección: conseguir que la distancia entre la vida real y el como la percibimos a través de un televisor, sea cada vez menor. Hasta que llegará un día, quizá ya muy cercano, en el que ver algo en nuestros televisores nos causará la misma sensación que estar viéndolo a través de una ventana de nuestra casa.

Hablando de percibir sensaciones, el género documental es uno de los más sensibles a todos estos cambios, ya que su función, además de didáctica es mostrar la vida tal como es,  para que el espectador pueda sentirse transportado a cualquier lugar del planeta o del universo sin tener que moverse del cómodo sillón de su casa. En  “Ciudades para el Siglo XXI” hemos tenido siempre una especial inquietud en mostrar nuestras ciudades con la mejor calidad de imagen y sonido posibles. Así que al preparar el documental de Ávila, pensamos había llegado el momento de dar el salto hacia la alta definición. Tomar una  decisión de este tipo conlleva una serie de problemas técnicos, entre ellos y para nosotros de vital importancia,  que TVE aún no había incorporado las nuevas cámaras. El segundo problema, no menos importante, era que tampoco había helicópteros equipados para filmación en alta definición.   Nos pusimos en contacto con Sony España, quienes enseguida nos ofrecieron la necesaria asistencia técnica. En cuanto a instalar la cámara en el helicóptero, fue necesario dar un paso atrás en el tiempo y volver a recurrir a la antigua plataforma hidráulica que ya describía en un artículo anterior, la misma que se utilizaba para rodar “España a vista de pájaro”, que con todos sus inconvenientes se nos antojaba como la mejor alternativa.

Gredos-3En la foto se puede ver al   operador de cámara sentado sobre la plataforma flotante. Lleva puesto un arnés con un cable que lo sujeta al helicóptero para evitar caiga al vacío.

Una vez al año, en el mes de septiembre, Ávila se viste de medievo y celebra las jornadas medievales, así que elegimos esos coloristas días para iniciar los rodajes.  Comenzamos sobrevolando La Plaza del Mercado Chico, para continuar con La Muralla, la Catedral, el Palacio de Los Serrano, Monasterio de Santo Tomás…Ávila tiene una gran afluencia de visitas turísticas cada año, pero algo que nos sorprendió, es que muchas de esas visitas no van buscando sus palacios, sus yemas o su famosa muralla: lo hacen para encontrar la huella de Teresa de Jesús. También habíamos incluido una “visita” a la cercana  Sierra de Gredos, situada al sur de la provincia; una cordillera de picos rocosos que hacen las delicias de los escaladores. Pensábamos que la mejor forma de mostrar este bello y espectacular paisaje era con la presencia de unos escaladores en plena ascensión. Así que para evitar sobrevolar aquello y encontrarnos un paisaje desierto… porque, a todo esto habría que decir que si hay algo donde la Ley de Murphy adquiere todo su sentido, es en los rodajes aéreos. Ya que si buscas un día soleado, seguro se nublará; si por el contrario interesa que haya nubes, lo más probable es que amanezca un día despejado…rara vez conseguirás aquello que interesa,  salvo que hayas podido planificarlo con antelación, y, aun así, como veremos a continuación,  las cosas pueden torcerse.

Rodaj-aereo-3Estábamos en que la presencia humana en aquel paraje montañoso nos resultaba un elemento necesario. El ser humano integrado en el paisaje es la mejor referencia para constatar la belleza y amplitud de todo lo que le rodea. Así que en esta ocasión nos pusimos en contacto con la Guardia Civil de Alta Montaña y les contamos nuestro proyecto. El Comandante jefe no dudó en ofrecernos su desinteresada colaboración y enseguida acordamos  rodarles en plena escalada. Una vez solucionado el tema solo hacía falta fijar   día, lugar y hora del encuentro. Acordamos la zona de los Galayos, la parte donde están concentrados los picos de más difícil acceso, un día y a una hora determinada.

Gredos-1Para ese día planificamos el rodaje de la provincia de forma que en el momento oportuno pusimos dirección hacia la sierra; estábamos de suerte porque el día era soleado y había muy buena visibilidad. Al poco aparecieron las  estribaciones de Gredos y minutos después ya estábamos sobrevolando la cumbre. Según nuestros cálculos ellos ya debían estar a punto de alcanzar cima. Javier de Benito, piloto; Ángel Ocaña, cámara; y yo mismo, intentábamos localizar sin éxito a nuestros voluntariosos escaladores. Echamos mano de  prismáticos,  reducimos altura y por más que rastreábamos el paisaje no conseguíamos verlos.  En un momento dado, Javier nos señaló hacía un punto en el que creía haberles visto. Finalmente allí aparecieron, a lo lejos, encaramados en la cima de un pico;  quizás la roca de más difícil acceso de las que había por la zona. La visión de las dos diminutas  figuras esperando nuestra aproximación, nos causó una gran alegría; alegría que poco a poco se fue transformando en frustración,  porque aquella empinada roca de casi imposible acceso para ellos también lo era para nosotros ya que al estar rodeada de otros picos más altos nos resultaba imposible volar en círculos para filmarlos con detalle. Javier bajó cuanto pudo una y otra vez, mientras  Ángel se aferraba a la cámara volcando su cuerpo peligrosamente hacia el vacío intentando captar aquellos  esforzados hombres, que habían subido hasta allí solo para satisfacer las “necesidades artísticas” de un equipo de televisión.  Al final no nos quedó más remedio que desistir ya que las pasadas estaban resultando cada vez más arriesgadas y corríamos serio peligro de quedarnos incrustados para siempre en alguno de aquellos riscos.

Desde aquí transmito una vez más nuestra sincera gratitud a la Guardia Civil de Alta Montaña y muy especialmente Fernando Rivero y David Montellano.

Ávila

La Mirada Mágica (3):  Sevilla (No hagan ruido, por favor)

CiuSigloXXI_035

Río Guadalquivir y Torre del Oro

Estábamos localizando Valencia cuando recibí la llamada del jefe de prensa del Ayuntamiento de Sevilla,  interesándose  por las condiciones para que le pudiéramos  dedicar un programa a la ciudad.  Sabían del proyecto “Ciudades para el Siglo XXI” y querían que Sevilla estuviese desde el primer momento en la serie.

Pocos días después nos reuníamos con los responsables municipales de turismo para estudiar el tema y fijar, entre otros aspectos, las fechas idóneas para la filmación. Ya en esa reunión se le dedicó un tiempo especial a la conveniencia de realizar un rodaje aéreo de la Semana Santa y de forma muy concreta a la famosa “Madrugá sevillana”, la noche en la que salen las cofradías de mayor tradición,  como El Gran Poder, La Macarena, La Esperanza de Triana…Todos éramos conscientes de que se trataba de un tema difícil, ya que se había intentado en ocasiones anteriores sin demasiado éxito, ocasionando el enojo de los sevillanos y por ende innumerables quebraderos de cabeza a las  autoridades municipales. Como es sabido la Semana Santa sevillana tiene gran tradición; tradición que los sevillanos y muy especialmente los hermanos cofrades guardan con celo y esmero para que no se vea alterada bajo ningún concepto. Fijamos centrar los rodajes entre los meses de abril y mayo, cuando la ciudad luce con más intensidad, hace mejor temperatura, los días son más largos y los sevillanos se echan a la calle para disfrutar de su “deporte” favorito: pasear. También es cuando la ciudad se ve impregnada del olor a azahar de los miles de naranjos que adornan sus calles y avenidas.

SevillaII-1

Freiduría Puerta Carne

Son fechas en las que los preparativos de Feria y Semana Santa se perciben por doquier. Por la noche no es raro oír el eco de las bandas de música ensayando los temas que días después tocarán en sus recorridos acompañando a las procesiones.  También son  fechas en las que las hermandades sacan los pasos a la calle,  de madrugada, para en el silencio de la noche y sin entorpecer el complicado tráfico, ensayar los itinerarios. Lo hacen con la estructura del mismo, sin adornos y por supuesto sin sus valiosas tallas. Con ellos prueban salidas y entradas a sus iglesias; tramos donde llevaran ritmo pausado y otros dónde podrán “bailar” sus imágenes; configuran la distribución de los costaleros, para que todos ellos por igual soporten el mismo peso y  respondan a las órdenes del capataz como si de una sola persona se tratase. Pasan por las calles más estrechas para asegurar que llegado el día no tendrán dificultad en sitios donde en ocasiones la distancia se reducen a muy pocos centímetros. Ellos saben que son momentos tensos, difíciles y de enorme emoción, que les obliga a avanzar con exquisito mimo. Momentos estos que los sevillanos saben valorar como nadie y que con respetuosos silencios, saetas  y aplausos les van premiándoles durante todo el recorrido.

SevillaI-4

Semana Santa

En las fechas señaladas nos instalamos en la ciudad para realizar los rodajes. Acordamos llevar a cabo primero todos los planos con el equipo de a pie, para que posteriormente se sumara el equipo de las filmaciones aéreas. Las tomas se fueron desarrollando sin más problemas que los habituales. El ayuntamiento tenía especial interés en que rodáramos las obras del metro, ya que en pocos meses se convertiría en un  logro histórico para la ciudad, pero finalmente no se incluyeron en el programa porque entendíamos que rodar obras inconclusas era como poner fecha de caducidad al espacio,  ya que una vez terminadas éstas, resultaba demasiado evidente que lo que habíamos rodado ya no coincidía con la realidad.

SevillaII-10

Mi compañero Nel Escudero, guionista y realizador, del capítulo de Sevilla,  redactó como introducción un párrafo muy poético en el que hablaba de que Sevilla es una ciudad presumida, una ciudad que le gusta mirarse en el espejo y que se siente orgullosa de ser como es: admirada por los que llegan y añorada y querida por los marchan. Para ilustrar estas palabras  se le ocurrió filmar algunos de sus monumentos a través de su imagen reflejada en la superficie del agua. Así pues, rodamos la Torre del Oro reflejada en las aguas del río Guadalquivir, pero para el resto la cosa se complicaba ya que por distancia con el río era imposible. Ideamos un truco bastante artesanal. Nos agenciamos una piscina hinchable, de unos dos metros de diámetro y con ella nos recorrimos parte de la ciudad situándola llena de agua al pie del monumento en cuestión. Se agitaba un poco para crear pequeñas ondas y el efecto de ver su imagen reflejada en la misma quedaba muy aparente. Pero también en ocasiones fue divertido ver la coña con la que los sevillanos se tomaban aquellos preparativos y muchos querían hacer su particular aportación o chistecito. Uno sugirió si es que íbamos a filmar a alguien saltando desde el campanario de La Giralda para algún nuevo record. Otro preguntó si se trataba de una broma para un programa de cámara oculta o si era algún nuevo invento del ayuntamiento con fines recaudatorios.

SevillaI-6

Virgen de la Macarena

En pocos días llegó la Semana Santa y con ella los trabajos de filmación se fueron complicando por las restricciones de tráfico y porque Sevilla en esas fechas duplica su población lo que convertía cada traslado en una especie de loca gincana contrareloj. Al final, casi siempre conseguíamos estar en el lugar adecuado en el momento oportuno; y esto tratándose de la Semana Santa, es de extraordinaria importancia porque de esa forma se pudieron filmar secuencia realmente emotivas, como la salida de la Macarena o la lluvia de pétalos de rosas a la Esperanza de Triana. Para ese día también teníamos preparada la segunda unidad de rodaje: El helicóptero. Durante las fechas precedentes habíamos cerrado los permisos de vuelo con AENA y Aviación Civil, que de forma excepcional nos autorizaron para  poder volar por debajo de los 1000 pies (300 metros) lo cual era todo un logro.  Asimismo habíamos recordado al  Ayuntamiento nuestra intención de  sobrevolar las procesiones.  En cuanto a las condiciones climatológicas, estábamos de suerte porque la previsión para esa larga noche del Jueves Santo era de cielo despejado y viento en calma. Por tanto, no se podía pedir más para que saliese un rodaje aéreo perfecto. En cuanto a la logística, establecimos la base de operaciones en el Centro Territorial de TVE, un edificio de reciente construcción situado cerca de La Isla de La Cartuja en lo que era un antiguo huerto de naranjos. Con una buena explanada a su alrededor utilizada como aparcamiento y en la que habíamos acotado una parte para que nos sirviera de improvisado helipuerto. Esa noche lo teníamos todo listo: el equipo de a pie haría filmaciones por las calles como ya he ido narrando y el equipo del helicóptero nos encargaríamos de las tomas aéreas; hasta ahí todo bien.

SevillaI-1

Catedral y Giralda

Sobre la una de la madrugada Nico, arrancó turbinas, contactó con el controlador aéreo de servicio en la torre del Aeropuerto de San Pablo, le transmitió nuestra intención de iniciar el vuelo y una vez confirmado el protocolo nos autorizó a despegar sin apenas más indicaciones que las de que nos mantuviésemos en contacto a través de la frecuencia asignada. A esas horas en el aeropuerto había escaso tráfico por lo que, en principio, teníamos bastante libertad de movimientos.

A los pocos minutos ya estábamos en el aire; la noche era oscura pero la ciudad se veía envuelta en el resplandor anaranjado de las farolas y sobre todo los monumentos,  iluminados para lo que mucho sevillanos consideran la mejor noche del año. Cuando ya estábamos sobre las calles del centro veíamos el hervidero humano de miles de personas yendo de un lado para otro. En los alrededores de la Catedral se podían ver las interminables filas de nazarenos portando los cirios encendidos. En Sevilla es tradición que todas las procesiones hagan Estación de Penitencia en la Catedral. Todas han de llegar a la hora prevista, entran en el interior y vuelven a salir. Dimos un par de vueltas al conjunto monumental haciendo un poco de tiempo para ver si aparecía alguna de las cofradías que se encontraban en su interior.

SevillaI-9

Puente de Triana

Al poco recibimos un aviso del controlador aéreo

comunicándonos que se estaban recibiendo quejas por el ruido que estábamos ocasionando. Así que decidimos aumentar la altura y retirarnos del lugar. Sobre las dos y media de la madrugada fuimos al encuentro de la Esperanza de Triana, que según nuestros cálculos estaría a punto de cruzar el Puente de Triana. Cuando encontramos el paso, ya había cruzado el puente y estaba realizando una parada para que los cofrades volviesen a prender las velas que se habían apagado. Nos pareció el momento ideal para bajar todo lo posible y acercarnos para ver con detalle La Virgen, el palio y el manto barroco bordado en oro y los cientos de velas y flores que lo adornaban. Mientras, miles de personas a su alrededor no paraban de vitorearla y lanzarle  piropos. Era un momento de intensa emoción, no se cuanto pudo durar, pero Ginés el cámara estaba sacando máximo provecho a cuanto sucedía allá abajo. De pronto observé como Nico interrumpía el giro circular en torno al paso para centrar su atención en un nuevo aviso del controlador aéreo. Éste le comunicaba que no paraba de recibir quejas del mucho ruido que estábamos causando. Como el tema se iba complicando por momentos le pedí me pasara la comunicación a mis auriculares de esa forma yo intentaría “capear el temporal” mientras ellos seguían con las tomas. Mientras tanto, el paso había reiniciado la marcha y en pocos minutos se adentraría por calles donde ya sería casi imposible seguir filmándolo, pero en vista de que el tema se ponía feo y para evitar que fuese a más, le contesté que cambiábamos de plan y nos retirábamos de aquel sitio. No nos habíamos dado por vencidos y con las mismas volvimos a la Catedral para ver si con un poco de suerte ya había alguna cofradía en la calle. Allí abajo poco había cambiado el panorama, miles de nazarenos pero ningún paso. No habrían pasado más de 10 minutos cuando de nuevo el controlador nos pedía atendiésemos una llamada, en este caso era el Delegado del Gobierno el que nos pedía, o más bien nos ordenaba que abandonásemos  el cielo de la ciudad, con la amenaza de multa y retirada de licencia al piloto. Ante tal situación no nos quedó más alternativa que la de dar por finalizados los trabajos aunque lo hecho era a todas luces insuficiente para lo que pretendíamos.

52202_108257312574878_729136_o

Preparativos rodaje

Al día siguiente pudimos comprobar como los medios locales se hacían eco del revuelo armado por la presencia del helicóptero de TVE. Por suerte la cosa no fue a más aunque como “castigo” nos obligaron ha hacer las filmaciones de los siguientes días a una altitud muy superior a la inicialmente autorizada.

Semana Santa de Sevilla

La Mirada Mágica (2): Segovia (Aterriza como puedas)

España tiene muchas ciudades y pueblos que son especialmente atractivos para profesionales y aficionados a la fotografía. Pero cuando se trata de fotografiar desde el aire, hay al menos dos ciudades que se llevan la palma: Toledo y  Segovia.

Segovia-4

Catedral de Segovia

¿Qué es lo que las hace especialmente atractivas? Pues por un lado, que tienen importantes conjuntos histórico-monumentales. Que se encuentran enclavadas en lugares altos, lugares que dominan el paisaje y que en su momento fueron estratégicos para su defensa. Por otro, que al estar circundadas por ríos; el Tajo en Toledo y Clamores y Eresma en Segovia, el helicóptero puede descender a su cauce para ver la ciudad casi a la misma altura que sus edificios. Son ciudades que ya desde la distancia parecen anunciar al visitante lo mucho que le espera por ver una vez se adentre por sus calles. Por eso, cuando TVE decidió incluir a  Segovia en nuestra serie Ciudades para el Siglo XXI, pensamos que era una buenísima ocasión para realizar una filmación aérea como nunca se le había hecho hasta entonces.

File0250

Gines (cámara) Nel (realizador) Juanfran (productor) Nico (piloto)

Para ello  contábamos con un helicóptero equipado con una cámara Wescam de última generación. Un sistema de filmación que mediante un sofisticado juego de hidráulicos  evita cualquier tipo de vibración en el objetivo, por muy preciso que sea el plano o por muy agitado que sea el vuelo. Asimismo, permite que el operador vaya sentado en el interior de la cabina, resguardado del viento y el frío, controlando los movimientos de cámara a través de un juego de joy sticks incorporados a una pequeña consola que éste suele apoyar sobre sus rodillas.

Esto último por si solo ha sido un gran avance para este tipo de trabajos ya que antes los cámaras iban sentados en una plataforma flotante  jugándose la vida; con medio cuerpo fuera de la cabina y atados por un arnés para evitar posibles caídas al vacío. Además del riesgo que ello implicaba,  tenían que soportar fuertes ráfagas de viento y bajísimas temperaturas, por lo que se exigía de ellos un alto grado de especialización y espíritu de sacrificio. Era un sistema muy rudimentario, pero era lo que había y con él se rodaron muchas películas y series de éxito, como por ejemplo “España a Vista de Pájaro”. Fue la primera vez que vimos nuestro país desde el aire, y tuvo tanto éxito que cada emisión congregaba a millones de espectadores frente al  televisor pendientes de ver aparecer sus pueblos y ciudades como nunca se habían visto hasta entonces.

Gredos-3

Angel Ocaña y Juanfran

Estudiamos un plan de vuelo para Segovia y su provincia y llegamos a la conclusión de que el momento adecuado podría estar entre los  meses de septiembre y octubre, en pleno otoño; para mi gusto la mejor estación para fotografiar paisaje. Luego sobre la marcha pudimos comprobar que la elección de esas fechas fue todo un acierto, porque el colorido y los tonos de luz daban a la ciudad y al paisaje una especial belleza.  Segovia tiene un pequeño aeródromo a pocos kilómetros; Fuentemilanos, un par de hangares, una pequeña torre de control y poco más. Es utilizado por avionetas y ultraligeros, dando al mismo escasísimo movimiento, más aún en esas fechas. Así que decidimos que era el lugar ideal para establecer la base de operaciones. Cuando viajamos fuera de Madrid con la intención de realizar filmaciones aéreas, siempre es necesario localizar un helipuerto o lugar cercano a la ciudad para poder aterrizar. Un helicóptero necesita repostar cada dos horas y media aproximadamente. Amén de alguna que otra parada técnica  para revisiones breves, porque cuando se está rodando las interrupciones deben ser las mínimas y estrictamente necesarias. Además suele ir un vehículo de apoyo, que es conducido por el mecánico y que va provisto de depósitos de queroseno, así como algunas herramientas esenciales para mantenimiento y pequeñas reparaciones. En cuanto al alojamiento, optamos por el Caserío de Lobones, una casa rural, situada a poca distancia de la ciudad, en un enclave tranquilo, rodeado de encinas y monte bajo, donde el atento trato de Jaime Posadas y Rocío, sus dueños, nos hizo sentir como en propia casa.

El primer día de trabajo decidimos que, antes de comenzar con las filmaciones, se hacía necesario realizar una visita a pie a la ciudad, especialmente a las zonas donde previsiblemente íbamos a descender más, es decir el cauce de los ríos Clamores y Eresma para ver qué tipo de obstáculos nos íbamos a encontrar. El enemigo número uno de los helicópteros son los cables. Da igual del tipo que sean, cuando se tiene la desgracia de encontrar uno en tu camino, las posibilidades de escapar con vida son  escasas. Son los culpables de un altísimo porcentaje de los accidentes aéreos y en este caso teníamos muy fresco en la memoria el reciente accidente de nuestros compañeros en estas labores Iñaki Pangua, Rubén Cortijo y Roberto Arenas, que no hacía mucho habían fallecido en el País Vasco tras un trágico accidente como consecuencia de haberse enganchado su aparato con el cable de una antigua mina abandonada.  Les tenía gran admiración por el extraordinario trabajo que estaban haciendo con la serie “La Mirada Mágica”. Título que utilizo en estos artículos a modo de pequeño y personal homenaje.

Para estos rodajes, las mejores horas de luz suele ser las de primera hora de la mañana y las del atardecer. Pero nosotros añadíamos siempre que podíamos un rodaje nocturno, rodajes que con el tiempo se convirtieron en uno de los sellos característicos de la serie ya que casi nunca se habían hecho antes.

f-seg-acueducto2

Rodaje 2ª unidad -Grúa cabeza caliente

A la mañana siguiente cuando todavía era de noche ya estábamos en Fuentemilanos, haciendo los preparativos del vuelo. El día amaneció muy frío, con algunas nieblas que fueron disipándose  a medida que avanzaba la mañana. Primero hicimos unas tomas en el perímetro de la ciudad para intentar no despertar demasiado temprano a los que aun tenían la suerte de dormir, pero sobre las ocho ya estábamos sobrevolando los principales edificios históricos con el rugido de los motores. Cuando se rueda poblaciones de más de 50.000 habitantes, Aviación Civil establece que debe hacerse con helicópteros biturbinas, esto da más seguridad, pero también, como es lógico, más ruido, así que en ocasiones suele ser fuente de problemas, pero en esta ocasión no hubo quejas más allá de algún comentario en la prensa local que lo entendió como un mal menor en virtud a lo que sería una buena promoción turística.  El rodaje transcurrió bien, incluso la parte más complicada, que consistió en sincronizar nuestro vuelo sobre el Acueducto con los trabajos que en ese momento estaban realizando nuestros compañeros de la 2ª unidad, equipada una enorme grúa. Al finalizar retornamos al aeródromo para repostar.

Segovia-7

Palacio de La Granja

El siguiente vuelo ya fue para filmar algunos pueblos de la provincia, como La Granja, Sepúlveda, Pedraza, Turégano, Torrecaballeros… pero lo mejor fue rodar las Hoces del Río Duratón, un cañón serpenteante creado por el lento labrar del río durante siglos. En él se encuentra el Monasterio de San Frutos, ahora en ruinas. Hay mucha presencia de arbolado, vegetación y también fauna, sobre todo bandos de buitres leonados con alguno de ellos planeando sobre nuestras cabezas a poca altura obligándonos a no quitar ojo por si  se acercaban demasiado a las aspas. Porque si el enemigo número uno son los cables, el número dos son las aves.  “Pero lo mejor de ese día estaba por venir”. Con las últimas luces nos posicionamos de nuevo sobre la ciudad para realizar el rodaje nocturno. Primero las tomas durante la “hora mágica” últimas luces del ocaso y la noche. Es una mezcla de luces que, en ocasiones, proporciona fotografías espectaculares, y en el caso de Segovia no nos falló, ya que quedaron unos planos realmente fantásticos.

Segovia-catedralnoche

Catedral noche

Una vez noche cerrada ya fuimos filmando los monumentos de La Catedral, El Alcázar, El Acueducto, Plaza Mayor, La Alhóndiga… Segovia tiene muchos edificios iluminados y por eso pensamos que merecía la pena realizar el rodaje nocturno. Pero en lo que no habíamos caído ninguno de nosotros es que el Aeródromo de Fuentemilanos no está habilitado para operar de noche, así que cuando ya habíamos terminado y retornábamos satisfechos del trabajo bien hecho, Nico, el piloto, realizó la pregunta que menos esperábamos: ” ¡¡¿Dónde coño está el aeródromo?!!”. Ya era noche cerrada, y más allá de los cristales de la cabina, en la dirección que se supone debía estar no había una sola luz que nos indicara su posición. Por la oscuridad en el interior tampoco podíamos vernos las caras, pero estoy seguro de que a medida que pasaban los minutos la preocupación iba haciendo mella en nosotros. No podíamos seguir mucho tiempo sin saber hacia dónde nos dirigíamos, además,  habíamos apurado bastante el tiempo de vuelo y ya andábamos escasos de queroseno. Durante unos minutos que se nos hicieron eternos, estuvimos dando vueltas intentando localizar sin éxito, algún indicativo de dónde estaba el dichoso aeródromo. Hasta que de repente, de nuevo Nico, rompió el silencio y preguntó “¿Tenemos el teléfono de Ernest?” (era el mecánico que esperaba nuestro regreso) Le contesté que sí que lo tenía.  “Pues llámalo, dile que ponga la furgoneta en mitad de la pista mirando hacia Segovia y que apague y encienda las luces cada dos segundos”. Así me puse a buscar el móvil mientras por mi mente pasaban a toda velocidad preguntas como: ¿lo habré traído, se me habrá apagado por falta de batería, tendrá a mano Ernest el suyo, tendrá batería, estará comunicando…? por suerte enseguida contestó, le conté la situación y a los pocos segundos empezamos a ver a unos quinientos metros, las luces de la furgoneta en mitad de la oscuridad haciéndonos  guiños del lugar exacto al que debíamos dirigirnos. Solo pensar en un aterrizaje de emergencia en esas circunstancias y la posibilidad de habernos topado con alguno de los muchos cables de alta tensión que había por la zona, nos hizo temer lo peor.

Este capítulo fue uno de los más vistos de la serie Ciudades para el Siglo XXI, obteniendo en su primera emisión un share (cuota de pantalla) del 12% dos millones quinientos mil espectadores.

Segovia

La Mirada Mágica (1): Valdunquillo (Los pueblos son para el verano)

Imagínese cómodamente sentado en la butaca del cine. Se apaga la luz; se hace el silencio y al iluminarse la pantalla, como por arte de magia, usted se siente transportado, sobrevolando la superficie del mar a poca altura, tan cerca de las olas que éstas casi le salpican los pies; avanza a gran velocidad sobre ellas, todo lo que ve durante unos instantes es agua,  no sabe hacia dónde se dirige, hasta que el mar va cediendo protagonismo y en la pantalla empieza a aparecer una gran ciudad.

manhattan

Manhattan

Pasarán solo unos segundos más para descubrir,  por su singular skyline, -línea del horizonte- que la ciudad a la que se acerca es Nueva York. Instantes después ya está sobrevolando   Manhattan por encima de sus rascacielos a gran altura, es posible que se vea invadido por una gran sensación de vértigo, pero allí abajo está la gran ciudad, con CenterCentral Park, la 5ª Avenida, Times Square,  Rockefeller Center, el edificio Chrysler, el Empire State,  la Zona Cero…entre sus calles observa el ir y venir de miles de personas y vehículos, deambulando de un lado para otro sin aparente rumbo ni orden establecido, los ve tan diminutos que parecen hormigas en un inmenso hormiguero…

Posiblemente esto que acabo de describir le suene de haberlo visto en algunas  películas, da igual si la ciudad es Nueva York, Sydney ó Hong Kong; muchos directores eligen comienzos más o menos como este para situar  al espectador de forma rápida y eficaz  en el marco donde se va a desarrollar su trama. En el cine las historias se repiten una y otra vez y en ocasiones con escasas variables. Pero este ejemplo que acabamos de ver tiene algo de particular: Ha sido rodado con helicóptero. Solo así usted puede haber sido testigo privilegiado de cuanto acontecía, y todo ello sin moverse de la butaca del cine o de casa. Hace mucho tiempo ya que la utilización de estos sofisticados “artilugios” voladores ha ido creciendo hasta convertirse en algo normal. Se emplean en todo tipo de películas, spots publicitarios, transmisiones deportivas, o documentales.

Es en estos últimos, los documentales, en los que personalmente me he visto más implicado en los últimos años, recorriendo España de extremo a extremo con los trabajos de la serie de TVE  “Ciudades para el Siglo XXI”. El rodaje con helicópteros en muchas ocasiones suele ser  difícil, arriesgado y de altísimo coste económico, es por eso que su utilización suele estar muy restringida. Pero cuando la ocasión lo merece, y hay presupuesto, el helicóptero es el  aliado perfecto que reporta una visión distinta: una “mirada mágica” de aquello que se quiere mostrar. También, y por esto, creo que puede ser interesante traerlo a  estas páginas,  es una fuente inagotable de problemas y anécdotas, en ocasiones divertidas y otras no tanto. Así que preparados para volar con la imaginación a vista de pájaro para ver algunos rincones maravillosos de nuestro país y, de paso, conocer mejor los entresijos de cómo se hacen las filmaciones aéreas.

Para ello, nada mejor que empezar por el cómo se hizo “Valdunquillo desde el Aire”.

bilbao 111

Las Médulas (León)

Era el penúltimo domingo de diciembre de 2009 (plenas  navidades), habíamos estado rodando durante toda la semana las ciudades de Bilbao y León;  rodajes muy complicados porque la climatología nos lo puso muy difícil, incluyendo una importante nevada que transformó la mitad norte de España en un impresionante Belén viviente. Esa mañana despegamos de León dirección a las Médulas, no sin antes hacer algunos equilibrios para no rodar por los suelos del aeropuerto con maletas y equipo, debido a las placas de hielo de la noche anterior. Al llegar a las Médulas una densa capa de niebla las cubría, lo que nos hizo pensar que no sería posible su filmación. Pero, por suerte, en pocos minutos se abrieron algunos claros dando paso a un tímido sol invernal que nos brindaba una magnífica vista de ese espectacular paisaje que parece extraído de otro planeta. Es difícil imaginar que esta formación montañosa tenga su origen en la época romana, y que éstos, extrajesen de ellas oro, llegando a producir hasta 20.000 libras al año cuando estaban a pleno rendimiento.

Al terminar, le pregunté a Iñigo Beorlegui, el piloto, cómo  estábamos de queroseno, ya que tenía la intención de desviarnos a Valdunquillo, en nuestro regreso hacia Madrid. Iñigo me miró un tanto desconcertado ya que no habíamos hablado de ello en la reunión previa al vuelo esa mañana. Había suficiente queroseno, así que para evitar más problemas con los bancos de niebla decidimos elevar el techo de  vuelo a una altitud suficiente para navegar sobre ella, unos 2000 pies (600 metros); localizamos Valdunquillo en el GPS, y sin más emprendimos rumbo.  Llegando sobre la vertical de Valencia de Don Juan, tras haber sobrevolado Astorga, Santa María del Páramo y Villamañan, comenzamos a descender aprovechando que la niebla se había ido disipando. Al poco ya vimos la Alta Fría de Valderas; seguimos descendiendo hasta unos 500 pies (150 metros) dejamos el Teso de San Vicente a nuestra derecha, a la izquierda Valdefuentes y al frente debíamos divisar Valdunquillo en poco segundos, pero por más que mirábamos hacia el punto marcado en la pantalla del GPS, el pueblo no llegó a aparecer hasta estar muy cerca, debido a algunos restos de niebla, y a que estaba tan integrado en el paisaje que se confundía con él.

retocada

Valdunquillo (Valladolid)

Solo dos elementos nos indicaban su presencia: El humo blanco que brotaba de alguna chimenea y la Iglesia de San Pedro que se erguía imponente por encima de las casas. Bajamos a unos 100 metros, sobrevolando El Medio Lugar, El Palacio, La Ermita, Tarifa, La Torre…pero allí abajo, en las calles, no se veía un alma. Miramos la hora; eran cerca de las 11 de aquel domingo. Intentamos una segunda vuelta, en esta ocasión más despacio, por las peñas, El Caño Capricho, los palomares, las eras…ni rastro de ser humano alguno, así que la sensación era la de estar sobrevolando un pueblo  deshabitado. Hicimos un 360º de San Pedro (plano circular), otro como vista general y, sin más dilación  reanudamos  el camino de regreso a Madrid.

Durante unos instantes me acordé de esos días de agosto en los que con motivo del IV Centenario sus calles están llenas vida y el pueblo se convierte en punto de encuentro de muchas generaciones…En fin, como decía Fernando Fernán Gómez: “Las bicicletas son para el verano”, a lo que yo añadiría: Y los pueblos también.

Valdunquillo 

Taller de Fotografía en Valdunquillo (Valladolid)

12/07/2013

La Espera-3“VERANO CULTURAL VALDUNQUILLO 2013″
6º Aniversario del IV Centenario Mercedario
Los días 12 y 13 de agosto 2013, tendrá lugar un “Taller de Fotografía”, nivel aficionados y principiantes.

Duración: 12:30 a 14:13

Lugar: El Palomar

Contenido: Fotografía digital y analógica. Cámaras, objetivos, técnicas, estilos, aplicaciones, Photoshop…

Imparte: Juan Francisco Rodríguez-Director y productor del programa de TVE “Ciudades para el Siglo XXI”

 

taller fotografía

Participantes en el “Taller de Fotografía (I)”

ibiza-rodaje-10 007

Ciudades para el Siglo XXI, Bilbao

05/07/2012

Ciudades para el Siglo XXI, Bilbao

Ciudades para el Siglo XXI, Cuenca

05/07/2012

Ciudades para el Siglo XXI, Cuenca

Ciudades para el Siglo XXI en la Uno de TVE

05/07/2012

Desde el día 2 de julio, a las 14:30 todos los días por la Uno de TVE, emisión de “Ciudades para el Siglo XXI”. Una de las series documentales con más premios y éxito de audiencias emitida por TVE. Buena oportunidad para disfrutar de lo mejor de España, a través de los 49 programas que componen la serie.

VEN A SEVILLA-COME TO SEVILLE

09/02/2012

http://www.youtube.com/watch?v=LnV7IkZU-OY

Festival de Cine y Televisión Reino de León

29/03/2011

Premio a Ciudades para el Siglo XXI como mejor documental

PREMIO A CIUDADES PARA EL SIGLO XXI

21/03/2011

PREMIO A CIUDADES PARA EL SIGLO XXI, DE TVE
EL FESTIVAL DE CINE Y TELEVISIÓN REINO DE LEÓN OTORGA EL PREMIO DE MEJOR SERIE DOCUMENTAL AL PROGRAMA DE TVE “CIUDADES PARA EL SIGLO XXI” Ciudades para el Siglo XXI es una serie de documentales producidos por Televisión Española en colaboración con ayunt…amientos y entidades de turismo y emitidos por la misma cadena. El pro­grama se mueve entre el documental televisivo y la guía de viajes y contempla tanto los aspectos tradicionales, como aquellos elementos urbanos más innovadores que sitúan a estas ciudades en la vanguardia del desarrollo. La calidad de Ciudades para el Siglo XXI ha sido reconocida interna­cionalmente a lo largo de su trayectoria con galardones como el Festival de New York o Medalla de Oro en el Festival de Hamburgo.

Festival internacional de Cine y Televisión Reino de León

16/03/2011

La Serie de TVE, Ciudades para el Siglo XXI, seleccionada para el Premio Mejor serie documental 2010, en la II edición del Festival Internacional de Cine y Televisión Reino de León.

Festival de Cine y Televisión Reino de León

16/03/2011

El Festival de Cine y Televisión Reino de León, proyectará el próximo día 23 en el ciclo Actividades Paralelas, el capítulo de León, de la serie Ciudades para el Siglo XXI. Este capítulo se rodó en Alta Definición y actualmente se emite por el Canal HD de TVE y a través del Canal Viajar. A la presentación de este capítulo que tendrá lugar en los Salones de la Obra Social Caja España a las 20:15, asistirá Nel Escudero, Director y Guionista de la serie.

Emisión del capítulo de Bilbao

05/02/2011

Este lunes día 7-2-2011 a las 19:30 por el Canal Viajar y a las 23:00 por TVE HD, emisión del capítulo de Bilbao. NO OS LO PERDAIS, vais a ver una ciudad espectacular y llena de vida. espectacular.

Aunque hay antecedentes de población cercana a la ría, la villa de Bilbao fue fundada el 15 de junio del año 1.300 por don Diego López de Haro según el fuero de Logroño. En el siglo XVI se consolidó como ciudad fluvial y en los siglos XVIII y XIX tuvo un desarrollo sostenido gracias a la industria siderúrgica, la naval, el comercio y la banca. Fue en el siglo XX donde tuvo el mayor crecimiento demográfico y económico, aunque los años ochenta estuvieron marcados por una crisis industrial de la que remontó espectacularmente.Bilbao es la capital económica de Euskadi y su ciudad más populosa, con 350.000 habitantes. Aunque lo que se denomina Gran Bilbao, que incluye las poblaciones de alrededor, llega casi al millón. No hay más que asomarse a la ciudad desde el monte Artxanda para darse cuenta de que la urbe se acomoda, sobre todo en la parte baja, encajonada entre montes. Con razón los bilbaínos a su ciudad cariñosamente le llaman el “botxo”, agujero en euskera…


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.